Más policías en la calle para controlar el centro

Están distribuidos en la periferia, inclusive hasta en la Avenida de Circunvalación.
La seguidilla de robos producidos en el último mes en el microcentro capitalino motivó a la Policía de San Juan a implementar una nueva estrategia de seguridad. Consiste en ampliar el control y custodiar no sólo el microcentro sino, además, crear una especie de red de control en sus alrededores. Así, habrá efectivos dedicados a este operativo en toda la zona comprendida dentro del anillo de la Avenida de Circunvalación. Para esto fue necesario incrementar el número de hombres que trabajan en las calles. Por lo que se decidió reasignar tareas a algunos efectivos. Si bien desde la Fuerza no quieren detallar cuántos policías fueron alcanzados por la medida, ni en qué lugares trabajarán (por una cuestión de estrategia), el cambio es importante. Sobre todo porque, hace tres meses, el jefe de Policía, Miguel González, había declarado a este diario que sólo 1 de cada 3 oficiales de la Fuerza trabajaba en las calles.

La zona del microcentro necesita un control más profundo que otros sectores, ya que en ella se concentra la actividad bancaria, financiera, pública y comercial más fuerte de la provincia. Por eso, allí desarrollan su tarea el Comando Urbano, el Cuerpo Especial de Vigilancia, la Policía de Tránsito y los efectivos de las Comisarías jurisdiccionales. Ahora, ese mecanismo ha sido reforzado. Y, en vez de concentrar mayor cantidad de efectivos en el centro, se decidió ampliar el rango de control. "Es un cambio táctico. Lo que hemos hecho es ampliar el área de control permanente para neutralizar la seguidilla de delitos que hemos tomado como una luz de alerta", comentó González.

Como consecuencia, dentro del perímetro de la Avenida de Circunvalación hay 80 efectivos por día trabajando en el nuevo operativo. Aunque dijeron que son más, no aclararon cuántos eran antes. Para esto, además de la reasignación de tareas, se ha realizado una reestructuración del servicio, es decir que los oficiales que ya estaban en las calles tuvieron que modificar sus movimientos y ubicaciones, y de recargo con máxima seguridad, lo que se traduce en que trabajan más horas en las zonas.

Por otra parte, el número de vehículos que patrullan la zona se duplicó: "Había tres autos del Comando Urbano en el micro y el macrocentro. A ellos sumamos dos del Comando Radioléctrico y uno de Tránsito", enumeró González. Además aclaró que, para poner en marcha el operativo, "no hemos disminuido la prevención barrial del resto de los departamentos". Y agregó que "dentro de unos 15 días, cuando funcionen las cámaras de seguridad que estamos colocando en el centro, podremos trabajar con menos efectivos en las calles y derivar más policías a los barrios".

Comentá la nota