La policía seguirá apresando a los consumidores de drogas.

Lo harán aunque la tenencia sea mínima, pues no recibieron órdenes en contrario.
El reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que despenalizó la tenencia de pequeñas dosis de estupefacientes para consumo personal, no modificará la actuación de las fuerzas de seguridad, que seguirán apresando a las personas que sean halladas con drogas en su poder.

Es que, hasta ayer, ninguna fuerza de seguridad había recibido instrucciones para cambiar metodologías de trabajo y evitar que se abran causas judiciales a las personas que se encuentre con pequeñas dosis de estupefacientes para consumo personal. Así surge de un relevamiento hecho por LA NACION entre fuentes policiales del país.

Integrantes de esas fuerzas de seguridad explicaron que, para modificar la forma de trabajo, deben esperar la modificación de la ley de drogas. El gobierno nacional presentará en el Congreso Nacional un proyecto elaborado por el Comité Científico Asesor en Materia de Control de Tráfico Ilícito de Estupefacientes, Sustancias Psicotrópicas y Criminalidad Compleja, que desde marzo de 2088 trabaja en la materia.

En octubre de 2007, el por entonces ministro del Interior y hoy jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, había dicho que las fuerzas de seguridad "abocadas a la lucha contra el narcotráfico no persiguen a los «perejiles»".

Pero ante una consulta de LA NACION, un importante jefe de la Policía Federal explicó: "Yo no soy juez para decidir si la droga que tiene una persona detenida es para consumo personal o para vender. En todo caso, si apresamos a alguien con un cigarrillo de marihuana, consultaremos al magistrado que corresponda y que él decida si lo llevamos detenido. Pero, en principio, nosotros no recibimos ninguna instrucción para modificar la forma de trabajo".

En el Ministerio de Seguridad bonaerense explicaron que esperan una modificación a la ley de drogas (la 23.737). "Mientras tanto, seguiremos actuando como lo hacemos hasta ahora. Nosotros somos auxiliares de la Justicia y no hemos recibido ninguna directiva respecto del fallo de la Corte Suprema".

Qué harán los jueces

Los jueces tampoco tienen una postura unificada respecto de la sentencia del máximo tribunal. Mariano González Palazzo, magistrado subrogante en la Cámara Nacional de Casación Penal, sostuvo: "Como las cantidades de droga que se consideran para consumo personal no están fijadas por la ley, cada juez deberá evaluar según su criterio. Pero es necesario aunarlos. Yo voy a continuar con la misma línea con la que vengo fallando, pero ajustándome a lo dispuesto por la Corte".

Juan Carlos Sambuceti, el defensor oficial que representó a los cinco jóvenes que habían sido detenidos con cigarrillos de marihuana y que fueron absueltos por el fallo de la Corte que acaba de conocerse, afirmó a LA NACION: "Los jueces tienen la facultad de reemplazar la medida punitiva por una curativa. Muy pocos son los casos en lo que se hace. El Estado no ha brindado muchos medios en los que se pueda aplicar".

Fuentes del Ministerio Público Fiscal informaron a este diario que el procurador general de la Nación, Esteban Righi, aún no dictó ninguna recomendación para los fiscales respecto del último fallo del alto tribunal de Justicia.

Ayer, en Bariloche, durante la cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (sobre lo que se informa por separado), el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, se manifestó en contra de la legalización de la tenencia para consumo personal de estupefacientes, al argumentar que "eso se utiliza como factor de inducción de la niñez a la criminalidad".

En Mendoza, el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, afirmó ayer que tiene el aval de los jueces federales para que se siga aplicando la ley 23.737 (nacional de drogas), que prevé prisión para quienes posean estupefacientes, aun para consumo personal.

"Lo expresado por los magistrados es fundamental a la hora de la actuación policial. Son ellos los que definen los procesos y evalúan las pruebas, circunstancias fácticas y contexto de las aprehensiones que se realizan", dijo Ciurca.

El jefe de la policía de San Luis, Héctor Rivas, sostuvo a LA NACION: "Los procedimientos siguen su curso normalmente y sin cambio".

En Santa Cruz, Formosa, Jujuy, y Salta, las fuerzas de seguridad tampoco recibieron instrucciones para modificar la forma de actuar.

Comentá la nota