"La policía provincial está desarticulada"

Lo aseguró Alberto Rubén Martínez, candidato a senador nacional por el Modín y también secretario general de Apropol.
En Sin Mordaza TV, dio una mirada a la realidad santafesina en materia de seguridad y su evaluación dista mucho de ser optimista: "El policía está quebrado espiritualmente, y eso imposibilita brindarle a la ciudadanía el servicio que corresponde. Este gobierno se ha olvidado del ser humano", advirtió. Críticas hacia los cursos del ISEP.

El representante del Partido Nacionalista Constitucional dio una profunda mirada a la realidad santafesina en materia de seguridad y su evaluación dista mucho de ser optimista. Si bien se sabe que el escenario de inseguridad es un problema general, sus consideraciones dan cuenta de que las vías tomadas por el gobierno de la provincia para tratar de hacer frente a este flagelo no serían las más acertadas.

En primera instancia, Martínez fue rotundo al sentenciar que "la policía provincial está desarticulada". "El policía está quebrado espiritualmente, y esto nos da la imposibilidad de brindar a la ciudadanía el servicio que corresponde. Pero esto no es nuevo, es de larga data".

"Hoy estamos ante una nueva administración que si bien ha avanzado en equipamiento, porque se han invertido $51 millones en ello, el gran problema es que se han olvidado del ser humano. Hoy nos encontramos que hay un alto nivel de insatisfacción por el tema salarial, las jornadas de trabajo, el tratamiento que se les ha dado, ya que había muchas expectativas respecto de esta gestión por lo que se había prometido durante la campaña", agregó el entrevistado.

Entre las cuestiones negativas apuntó que "está destruida la carrera, hace tres años que no hay ascensos, la famosa ley de personal que ha reglamentado el ISEP ha destruido la capacitación de la policía y hoy nos encontramos con que no hay con qué darle seguridad a la gente", advirtió, aclarando que "esto lo habíamos adelantado en el año 2004; hubo un proyecto que presentamos en la Legislatura pero no hemos tenido respuesta".

En tal sentido, Martínez cuestionó los cursos que dicta el ISEP (Instituto de Seguridad Pública), teniendo en cuenta la escasa preparación y capacitación que reciben los aspirantes a policías: "Hay mucha improvisación, pero no sólo en este tema, sino en la política en general, y más aún en materia de seguridad. En el ISEP no se logra formar policías", afirmó. Y puso un ejemplo: "En el ISEP, a las últimas promociones se les ha enseñado a utilizar un tipo de pistola de simple acción mientras que la provincia compró pistolas de doble acción, y la diferencia entre una y otra es muy grande. Hoy los mandos policiales no tienen ninguna injerencia respecto de la incorporación y de la compra de equipos, entonces nos encontramos ante este tipo de problemas, que traen como consecuencia accidentes y mala formación. Ninguna fuerza se maneja así en el mundo".

Interrogado más adelante por el tema de las "cajas negras", denunciado meses atrás, Martínez sostuvo que "Esto tiene que ver con un caja negra de la política que es el tema de la seguridad privada. Esto es responsabilidad de Carlos Iparraguirre. No existe la corrupción policial, existe la corrupción".

Campaña

Para finalizar, Alberto Martínez habló de su candidatura a senador: "Representamos a un sector que no está totalmente expresado en los sectores tradicionales; venimos a traer algo relacionado con la seguridad pública y a decir que esta situación no da para más y que la disyuntiva hoy es 'ciudadanos libres y delincuentes presos', lo cual no tiene nada que ver con la mano dura o el gatillo fácil. Sólo decimos que hay que cumplir la ley. Hoy hay problemas sociales muy profundos que debemos abordar, por eso, trataremos de complementar propuestas de otros candidatos para sumar".

Comentá la nota