Policía local de Pinamar: Denuncian que la oficina "es el baúl de un auto" y que los aspirantes "comen en el piso"

Policía local de Pinamar: Denuncian que la oficina

Oscar Ibáñez, exdirector de Seguridad de Pinamar, renunció a su cargo y publicó una grave denuncia. El exfuncionario de Elizalde contó su verdad acerca de cómo se capacita la futura Policía de Prevención Local, cuyo ciclo lectivo fue inaugurado el 5 de febrero por el Gobernador Scioli. "Tuve la oficina metida literalmente en el baúl de mi auto", disparó. Y aseguró: "Los chicos no tienen espacio físico donde sentarse a comer dignamente".  Además confesó: "Rescaté aspirantes que no querían saber nada con ingresar a la Policía. Se le está vendiendo a la comunidad algo que no es".

"Presenté mi renuncia al cargo que me habían asignado porque, sinceramente, me cansé de remar contra la corriente. Me cansé de pedir apoyo en cosas sencillas. Yo no tuve el apoyo que merecía y que necesitaba de Pedro Elizalde", disparó Oscar Ibáñez, el ahora exdirector de Seguridad de Pinamar quien acaba de renunciar a su cargo como funcionario municipal.  

En declaraciones al medio local Pionero, Ibáñez denominó a la Escuela de Policía Local, inaugurada por el Gobernador Daniel Scioli el 5 de febrero, como "seudo escuela". En ese sentido, denunció que "los chicos que cursan no tienen un espacio físico donde sentarse a comer dignamente". "Están comiendo atrás de las parrillas, sentados en el piso", añadió.

"He pedido una camioneta para oider retirar la comida y me la han negado coordinadores que ni siquiera son de Pinamar. Acá, personal de la escuela, en este caso de la dirección, tiene su oficina debajo de las gradas del polideportivo. No tenemos computadoras, no hay internet ni una impresora, nada. Lo triste de todo esto es que se ha vendido a la comunidad algo que no es".

"Yo tuve la oficina, literalmente, metida en el baúl de mi auto durante tres meses. Yo trabajé en la oficina que tengo armada en mi casa, todos los días a la tarde. He ido a casa de los chicos para no perderlos, he rescatado chicos que no querían saber nada con ingresar a la Policía. Qué pantalla le están vendiendo a la gente, saquémonos la careta, dejemos de mentirle", disparó.

Ibáñez remarcó que el exintendente Hernán Muriale, quien renunció tras irregularidades en su Gobierno, "apoyó mucho mi gestión". También aclaró que no tuvo enfrentamientos con el exsecretario de Seguridad Carlos Mansilla, a quien echaron en enero tras defender al Intendente Elizalde. "Mi renuncia es indeclinable. Volveré con otro Intendente que tenga ganas de laburar", cerró.

Coment� la nota