La policía italiana detuvo a 94 mafiosos

La policía italiana arrestó a 94 sospechosos mafiosos que afirman estar a poco de crear una estructura comando bajo un nuevo padrino para relanzar la Cosa Nostra como un poder en el país. En un gran operativo, más de mil oficiales irrumpieron en docenas de lugares en Palermo y alrededor de Sicilia. Oficiales enmascarados se treparon a portones y derribaron paredes mientras los helicópteros sobrevolaban, abalanzándose sobre conocidos mafiosos, muchos con largos años de cárcel detrás de ellos.
Desde el arresto en 2006 del jefe, Bernardo Provenzano, los rangos de la Mafia siciliana han estado de-sorganizados y los investigadores dijeron que el operativo de ayer sucedió cuando los mafiosos estaban planeando reconstituir la “Comisión Provincial”, un gabinete bajo un nuevo jefe con poder absoluto. “Si el operativo Provenzano puso de rodillas a la Cosa Nostra, éste evitó que se levantara nuevamente”, les dijo a los reporteros el fiscal antimafia, Pietro Grasso.

La Comisión Provincial era el cuerpo ejecutivo que decidía las más conocidas atrocidades de la Mafia, incluyendo los asesinatos de Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, los magistrados investigadores que murieron por bombas en el camino en 1992. Los investigadores dijeron que una reunión cumbre preliminar tuvo lugar el 14 de noviembre. Desde conversaciones telefónicas intervenidas obtuvieron una lista completa de aquellos presentes y aquellos que se habían disculpado, así como los detalles de los temas discutidos y las decisiones adoptadas. El objeto, como dijo un mafioso intervenido, era “restablecer la Cosa Nostra” a la vieja usanza, con un único jefe poderoso, un “capo di capi”.

Mientras otros grupos mafiosos italianos –en especial la ‘Ndrangheta de Calabria y la Camorra de Campania– han tenido un crecimiento vigoroso en los últimos años, la Mafia siciliana ha estado luchando por mantenerse a flote desde el espectacular arresto de Provenzano. El mafioso, conocido como el Tractor por su inclinación a acribillar a la gente, fue un hombre buscado durante más de cuarenta años. Durante gran parte de ese tiempo, evitó que lo arrestaran al negarse a usar el teléfono, correo, fax o la computadora, confiando sólo en minúsculas notas tipeadas por él y entregadas a través de una compleja red de correos. Cuando la policía descifró el código usado en las notas, descubrieron su escondite y pudieron desmantelar gran parte de su organización.

Una generación más joven de mafiosos dejó de lado los recaudos de Provenzano, lo que le permitió a la policía obtener una enorme cantidad de información. La reconstrucción de la Mafia sicialiana estaba siendo supervisada por Provenzano y su predecesor Salvatore Riina desde la cárcel. El tercer veterano mafioso es Matteo Messina Denaro de Trapani, que todavía está prófugo. Muchos de los arrestados ayer habían sido liberados recientemente por motivos de salud y cumplían arresto domiciliario. Tenían reuniones clandestinas en los hospitales municipales de Palermo, el único lugar en que podían estar, según los términos de su liberación.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Comentá la nota