Era policía, intentaron robarle y terminó muerto

Ésta madrugada, dos policías salían de la casa de uno de sus amigos. Ambos estaban de civil y en franco de servicio. Cuando se retiraron del lugar, fueron embestidos en un semáforo por dos sujetos en bicicleta. Decidieron reaccionar y así se desató la balacera.
Los delincuentes les exigieron que se bajen del vehículo, aunque los uniformados se identificaron y como respuesta recibieron los primeros tiros. En un principio, la balacera se saldó con uno de los ladrones herido gravemente. Pero ni bien llegaron las ambulancias y demás patrulleros de la seccional de Glew, partido de Almirante Brown, los efectivos fueron trasladados al hospital de Guernica.

Aunque uno de ellos, el sargento Daniel Montenegro, no pudo pelear por su vida a pesar de haber sido intervenido quirúrgicamente, por la cantidad de sangre que perdió, producto de una herida de bala.

Su compañero, miembro de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Vicente López, Marcos Pereyra, se encuentra fuera de peligro y se está recuperando.

En la causa interviene el titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12, Hugo Daniel Carrió, del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

Comentá la nota