“La policía ha dejado mucho que desear”

El intendente Farizano criticó la actitud de la policía neuquina respecto de la orden judicial sobre la toma del edificio comunal. Reiteró que no negociará mientras continúe la ocupación de la planta baja del municipio.
El intendente Martín Farizano se quedó de la actitud de la policía neuquina porque entiende que no cumplió cabalmente con la orden judicial de no permitir volver a entrar a los sindicalistas que salieran del edificio; y ratificó que el gobierno municipal mantendrá suspendido el diálogo con el Sindicato de Trabajadores Municipales SITRAMUNE “hasta tanto no finalice la toma del Palacio Municipal”.

“No nos van a sacar por la fuerza lo que no corresponde”, sentenció el jefe comunal.

Farizano cuestionó el accionar de la policía provincial “porque no se ha cumplido con la disposición ordenada por el juez Marcelo Benavides que establecía que la persona que salía del edificio no podía volver a entrar”.

Señaló que “el cumplimiento de esa orden de parte de la Policía ha dejado mucho que desear y esto está a la vista de cualquiera”.

Farizano, acompañado por los funcionarios de su Gabinete y por un grupo de empleados, ingresó este lunes al Palacio Municipal (ver nota aparte) sin que se registraran incidentes.

En declaraciones a los medios de prensa, el intendente ratificó que “la nuestra es una gestión que desde su inicio ha apostado al diálogo como forma de resolver todos los conflictos. En este caso fue la dirigencia sindical quien abandonó la mesa de diálogo y como respuesta a nuestras propuestas sólo recibimos la violenta ocupación del Palacio Municipal”.

“Los dirigentes de SITRAMUNE han perdido el rumbo. Con su accionar violento han quedado aislados del conjunto de la población y hasta de sus propios compañeros”, dijo Farizano.

El jefe comunal realizó una recorrida por las distintas dependencias del Palacio Municipal y posteriormente se hizo presente en la Secretaría de Servicios Urbanos que funciona en las calles Bahía Blanca y Richieri.

“Todas las dependencias del municipio están trabajando de manera normal y los servicios se prestan con normalidad. El foco de conflicto es sólo la planta baja del Palacio Municipal donde se ha concentrado el núcleo duro del sindicato”, dijo Farizano, señalando que “se está afectando el pago de las tasas pero los contribuyentes pueden pagar en los centros de atención descentralizados como los que funcionan en el hipermercado La Anónima o en el local de Pago Fácil de Irigoyen 135 o en la sede de Gestión Tributaria de calle Rivadavia”.

Farizano remarcó que “las negociaciones están suspendidas pero no es que nosotros no queramos charlar, acordar, consensuar, sino es que no vamos a admitir hacerlo en esta condiciones”.

“Esto es inaceptable para un gobierno que cada vez que se ha propuesto se ha sentado a discutir desde cualquier tema, de los salariales hasta temas operativos concretos, temas vinculados a seguridad laboral, temas vinculados a la mejora la calidad de vida de los contribuyentes y vamos a seguir haciéndolo. Ni nos van a sacar lo que no corresponde por la fuerza ni vamos a dejar de dar lo que corresponde porque dejen de ejercerla. Lo que corresponde, corresponde independientemente de las medidas que adopte la conducción del personal”, sostuvo el intendente.

Comentá la nota