Policía británica publicó video sobre cómo sería Madeleine hoy

Los detectives que investigan la desaparición de la niña británica Madeleine McCann, vista por última vez el 3 de mayo de 2007 en el sur de Portugal, lanzaron el martes un nuevo video por Internet que muestra cómo sería la menor en la actualidad.
Los agentes esperan que el film sea visto por las personas que mantienen secuestrada a Maddie, se apiaden de la familia y dejen en la libertad a la niña.

Los detectives emplearon a un equipo de psicólogos para ayudar a persuadir a los secuestradores "a hacer lo correcto".

Madeleine McCann tenía tres años cuando desapareció de la localidad portuguesa de Praia da Luz, en la región del Algarve, mientras dormía en la habitación del hotel Ocean Club junto a sus hermanos gemelos.

Los padres de los niños, los médicos Kate y Gerry, estaban cenando en un restaurante de tapas aledaño al hotel en el momento de la desaparición de Maddie.

A pesar de una amplia investigación policial y una gran campaña de publicidad, Madeleine nunca fue hallada.

La Policía espera ahora que el nuevo video sea propagado a través de blogs, correos electrónicos y redes sociales por Internet como Facebook y Twitter.

Las nuevas imágenes de Madeleine generadas por computadoras muestran cómo se vería la niña en la actualidad, e incluye una foto de la menor con tez más oscura y pelo castaño, en caso que viva en el norte de África.

En mayo de este año, el Centro Nacional de Estados Unidos para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) publicó una imagen sobre cómo se vería Maddie a la edad de seis años.

El nuevo video de la niña, producido en siete idiomas, fue lanzado por el Centro de Protección de Internet contra la Explotación Infantil en Gran Bretaña.

En la grabación, el jefe del organismo, Jim Gamble, apela directamente a las personas que puedan tener información sobre el paradero de la menor.

"Sabemos que hay alguien que sabe o está involucrado en la desaparición de la niña. Podrían mantener el secreto por temor, por lealtad o incluso por amor. Mantener esta información en secreto sólo incrementa la angustia de la familia y amigos de Madeleine y aumenta el riesgo a otros niños", destacó Gamble.

"Si sabes quién está involucrado y mantienes el secreto, recuerda que nunca es demasiado tarde para hacer lo correcto", agregó.

El mensaje será distribuido además por distintos organismos policiales de todo el mundo, incluidos Interpol, Europol y fuerzas de seguridad en Australia, Estados Unidos, Canadá y los Emiratos Arabes Unidos.

Comentá la nota