La Poli PRO, un espectáculo para el vecino

Contento como un chico con juguete nuevo, Mauricio Macri caminó entre las filas de policías de camisa blanca que se cuadraron con su llegada y anunció el lanzamiento a la calle de la Policía Metropolitana. Al juguete le faltan, no obstante, varias piezas: los nuevos policías no cubren más que una pequeña zona del norte de la Capital, no patrullarán en la madrugada por falta de personal y no tienen aún ni una comisaría ("precinto" en la jerga de película hollywoodense que eligieron los macristas).
En rigor, es la tercera vez que el jefe de Gobierno inaugura la Metropolitana, sólo que en esta oportunidad sí salieron a la calle. Los tiempos de creación de una fuerza policial se adelantaron para poder hablar de una promesa de campaña cumplida. El jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco, manifestó que buscarán perseguir la venta ambulante, a los cuidacoches y que vuelvan dos figuras de los edictos policiales: "acecho y merodeo".

Macri decidió crear una policía porteña luego de que no consiguió que el gobierno nacional le traspasara la Federal con los fondos. Desde el kirchnerismo, argumentaban que la Nación no financia ninguna de las policías provinciales. La Legislatura aprobó la creación de la Metropolitana el 28 de octubre de 2008. Pero se vio jaqueada por una sucesión de escándalos que terminaron con la renuncia de dos jefes de la fuerza: Jorge "Fino" Palacios, antes de ser procesado por el encubrimiento del caso AMIA, Osvaldo Chamorro, por el caso de espionaje (ver recuadro).

Debut para las cámaras

"Qué intimidante", sonreía una de las policías con los flashes de las cámaras. A Macri le habían preparado un escenario de patrulleros y motos alineados, cuando llegó a las 9.50 a la sede de la guardia de auxilio, donde funciona la Metropolitana transitoriamente. El ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, había llegado dos horas antes y había inspeccionado hasta los vestuarios. Macri, Burzaco y Montenegro se pararon en una tarima, desde la que el obispo auxiliar Joaquín Mariano Sucunza bendijo a los oficiales (Jorge Bergoglio pretextó problemas de agenda; tal vez duran las heridas de la polémica por el matrimonio gay). "Hoy la ciudad de Buenos Aires comienza a cuidarse a sí misma. Tienen que estar orgullosos", les dijo Burzaco. Luego advirtió que intentarán adecuar la ley para que puedan perseguir a cuidacoches y vendedores ambulantes. El bloque PRO buscará retomar las figuras de "merodeo y acecho" de los edictos. "No tenemos guardia de infantería y no podemos actuar en manifestaciones, pero entiendo que es una demanda importante", agregó Burzaco.

Macri no habló en el acto, pero sí ante las cámaras: "Es un triunfo de los vecinos", tituló. "Tuvimos errores y tardamos un poco más, pero hoy cumplimos con lo prometido pese a las adversidades y los malos augurios: lanzamos la Metropolitana, que va a trabajar junto con la Policía Federal", sostuvo. Volvió a defender el uso de Tasers y dijo que quienes se oponen lo hacen "por ignorancia". "Importamos la mejor tecnología", se jactó.

La Metropolitana salió a la calle con 500 policías, que se dividirán en dos turnos de ocho horas. Cada policía tiene una pistola automática Beretta PX4 9 milímetros con mira nocturna, un bastón o tonfa, un Nextel y precintos de plástico para usar como esposas. El uniforme combina una camisa blanca de mangas cortas con gorra, pantalón y zapatos negros. La cantidad actual de policías no alcanza para completar una comisaría de la Federal. Los macristas proyectan que en junio la fuerza contará con 1400 policías y a fin de año con 1900. La Superintendencia de Seguridad Metropolitana tiene 15 mil policías en 53 comisarías (hay aproximadamente cinco mil policías por turno). La Metropolitana se lanzó con 250 por turno.

Sobre el hecho de que no patrullarán en la madrugada, Burzaco explicó a Página/12 que "no podemos tener tres turnos completos, pero sí vamos a hacer operativos de noche en calle Corrientes, hasta las tres de la mañana". La fuerza cuenta hasta ahora con 50 patrulleros Chevrolet Meriva, blancos, negros y azules, con un motivo cuadrillé, que tendrán cuatro cámaras y GPS; y otras 15 motos Honda Deauville.

Temporalmente, utilizarán como sede la Dirección de Logística, en Newbery y Guzmán, dado que todavía no tienen ni un precinto. El primero (el precinto 12) estará en Parque Sarmiento, lo que ya generó polémica entre las agrupaciones vecinales (ver aparte), Serán en total 15 (uno por comuna) y Burzaco señaló que prevén abrir dos por año. Ayer patrullaron la Avenida Triunvirato, en Villa Urquiza y el Parque Sarmiento, en Saavedra (dos partes de la comuna 12, que incluye también Coghlan y Villa Pueyrredón). Luego irán rotando entre distintos puntos: la avenida Corrientes (en donde estarán a la noche, hasta las dos de la mañana), la plaza Arenales, en Devoto; el parque de Los Andes, en Chacarita; y las publicitadas playas secas del gobierno porteño, de jueves a domingo.

La convivencia

La nueva policía tuvo otros dos lanzamientos mediáticos, que no incluyeron despliegue de policías en las calles: uno fue con Palacios y otro con Burzaco. La segunda presentación en sociedad fue, para colmo, el mismo día que renunció Abel Posse al Ministerio de Educación, luego de su cruzada contra el "troscoleninismo", el rock y en favor de una amnistía a los represores. Los escándalos complicaron los acuerdos con el gobierno nacional, pese a que la Metropolitana tendrá que convivir en el mismo territorio con la Federal. Las conversaciones entre Nación y ciudad se terminaron de resolver a último momento: el protocolo de actuación fue firmado el jueves cerca de las 19, es decir, unas horas antes de la salida de la Metropolitana. Lo suscribieron Burzaco y Montenegro con el jefe de la Federal, Néstor Valleca, y el ministro de Justicia, Julio Alak.

Allí se establecen las jurisdicciones. La Metropolitana intervendrá en contravenciones y sobre los 16 delitos que fueron transferidos a la Justicia porteña (entre ellos, discriminación, daños, tenencia de armas, exhibiciones obscenas, y crueldad contra animales). "De todas formas, si un policía metropolitano ve un delito, debe actuar", afirmó Burzaco. Se formó una comisión evaluadora de la coordinación entre las dos fuerzas que tendrá reuniones cada 15 días y los ministros de Justicia evaluarán los resultados en dos meses.

Comentá la nota