El polémico canciller israelí busca apoyos en América Latina

Quiere denunciar la presencia iraní en la región. Estará el jueves en Argentina.
El canciller israelí, Avigdor Lieberman, líder del ala más derechista del gobierno de Benjamin Netanyahu, inicia hoy en Brasil una gira por América Latina en la que busca estrechar lazos económicos y políticos y, especialmente, tratar de frenar la influencia de Irán en la región."Es una visita importante", dijo Lieberman ayer antes de partir hacia San Pablo, la primera escala del viaje que lo traerá también a la Argentina y luego a Perú y Colombia.

"Israel tiene que desarrollar nuevos contactos y construir coaliciones internacionales que favorezcan su influencia y refuercen sus intereses", agregó, y remarcó la necesidad de estrechar lazos "no sólo con Estados Unidos y con la Unión Europea".

El viaje es parte de una ofensiva diplomática que decidió lanzar Israel para responder "a la creciente actividad de Irán en América del Sur", según un comunicado difundido este fin de semana por la Cancillería israelí.

El polémico Lieberman, un ultraderechista acusado en su país de racismo, estará acompañado por una delegación de empresarios de los sectores de las comunicaciones, la agricultura y las altas tecnologías, según la nota.

"De esta forma, el ministro tiene intención de abrir nuevos horizontes para incrementar la influencia de Israel y asegurar la promoción de los intereses israelíes construyendo una amplia coalición internacional, además de las relaciones especiales con Estados Unidos y las relaciones cercanas que mantenemos con Europa", agregó el comunicado.

Durante su gira, el canciller abordará el asunto iraní con líderes sudamericanos, dijo el viceministro del exterior Danny Ayalon. Se enfocará principalmente en las actividades del grupo islámico Hezbollah, apoyado por Irán, en el Líbano. "Israel, junto con otros países, está preocupado por la infiltración iraní en América Latina, principalmente a través del Hezbollah, y esto será definitivamente un asunto a analizar entre el ministro israelí de asuntos exteriores y sus homólogos", explicó Ayalon.

Venezuela y Bolivia tienen estrechos vínculos con Irán, y ambos países latinoamericanos rompieron vínculos con Israel en enero, en rechazo a la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza.

Además, funcionarios de Israel y EE. UU. han expresado su preocupación sobre las actividades de los milicianos islámicos, algunos relacionados con el país persa, en la poco vigilada triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

El jefe de la diplomacia israelí mantendrá su primer encuentro hoy con el alcalde de San Pablo y mañana en Brasilia se reunirá con el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, y líderes de la comunidad judía brasileña.

En la Argentina, donde llegará el jueves, se reunirá con su par argentino Jorge Taiana, con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, con parlamentarios y otras personalidades, y abrirá un seminario de negocios bilateral, según un comunicado de la embajada israelí en Buenos Aires. También verá a dirigentes de la colectividad judía y a familiares de las víctimas de los atentados contra la AMIA y la embajada de Israel en 1992.

Comentá la nota