El polémico anexo fue sacado del proyecto

La polémica en torno al proyecto del Centro Tecnológico, dada a conocer en nuestra edición de ayer, fue un tema de conversación entre concejales de la bancada de la Democracia Cristiana que hoy estarán fijando su posición al respecto.
La iniciativa que fue aprobada en segunda lectura con una consulta al Colegio de Arquitectos en "base a un anexo que no era el correspondiente" será tema de conversación de los ediles Ricardo Pereyra, Rosa Cámpora y Alejandro Balanza que levantaron la mano (el pasado 3 de setiembre) para avalar la sanción definitiva "desconociendo" el tenor de la carta enviada por Daniela Lucarelli a la institución presidida por Jorge Teobaldi. Una misiva que causó malestar entre los profesionales ya que se les informó que habían opinado en "base a un equívoco" y jamás fueron consultados sobre el proyecto correcto.

Fuentes del bloque opositor señalaron a nuestro matutino que "en segunda lectura el Anexo 1 fue sacado y se tomó en cuenta las opiniones de los arquitectos sobre el llamado a licitación y otras cuestiones".

"No sabíamos que Lucarelli les había enviado una carta y nadie nos dijo que ese anexo no era el correspondiente", dijo uno de los ediles que aclaró que "hoy se reunirán y darán a conocer una aclaración sobre la posición de su bloque".

Cabe recordar que los integrantes del Colegio de Arquitectos hicieron conocer su malestar por la forma en que se manejó el tratamiento del Centro Tecnológico ya que hicieron las consideraciones solicitadas, por el Consejo Asesor Municipal, sobre un proyecto que "en realidad era un esbozo" (al decir de la concejala que les remitió la misiva el mismo día que fue aprobado) y a pesar del "error administrativo" no se les envió la iniciativa con la letra correcta.

También, causaron molestia en la institución algunas declaraciones públicas invocando una reunión con el Colegio de Arquitectos que nunca se realizó.

Comentá la nota