Polémica por el veto a la norma de cementerios.

Continuarán las intimaciones para cremar los cuerpos de más de 30 años.
El concejal Marcelo Bermúdez -de Recrear- se mostró muy ofuscado por el veto de la ordenanza de cementerios sancionada el 4 de diciembre de 2008 y que establecía el plazo de cremación de los cuerpos a partir de la puesta en vigencia de la norma y no desde la fecha en que están en la necrópolis como lo menciona la norma vigente.

Con el veto del intendente Martín Farizano, mediante el Decreto Nº 2/2009, se reavivó el debate que durante todo 2008 enfrentó a los ediles de Recrear y el MPN con la secretaria de Servicios Urbanos del Municipio, Marta Buffolo, quien fue la cara visible de las intimaciones que recibieron los familiares de los cuerpos de más de 30 años en el cementerio central para su cremación.

“Estamos en una ciudad joven, lo máximo que podemos cremar es a nuestros abuelos, tienen que dejar pasar una generación para pedir las cremaciones”, dijo el edil de Recrear. Y agregó: “Lamentablemente el Ejecutivo municipal decide vetar esta ordenanza. De más está decir, que desde Recrear impulsaremos su ratificación”.

Recordó que cuando el Ejecutivo reglamentó la ordenanza “avasalló los plazos establecidos ya que son contados de manera retroactiva y no futura, por lo tanto en el entendimiento arbitrario e ilegal se estableció que en algunos casos dichos plazos se encontraban vencidos y comenzaron a intimar de manera perentoria a los familiares responsables de restos mortuorios y a tomar una decisión trascendente respecto de ellos, como el caso de la cremación”.

Aumento

Criticó que además de este veto la nueva tarifaria incrementó los valores de arrendamiento de los nichos. “Nuestra ciudad es más cara que el cementerio de Recoleta, Chacarita y Flores. Lo que acá sale 486, en Chacarita 119 y en Recoleta 398”, expresó Bermúdez.

En tanto, la secretaria de Servicios Urbanos, Marta Buffolo expresó que se está trabajando en un proyecto de ordenanza para exceptuar de esta norma a los primeros pobladores.

Esta norma propone que los restos de primeros pobladores se queden en el cementerio central por 15 años más. Es para los que están en los registros de defunción entre los años 1915-1944 de la necrópolis central.

Comentá la nota