Una polémica que vale 1,5 millones de pesos

El Presupuesto Municipal tendrá como principal debate la partida destinada a la elección de los estatuyentes de cara a la Carta Orgánica. Al recinto llegarían dos despachos: uno por mayoría pidiendo que sea sacado y otro por la minoría que pedirá su permanencia.
Se viene una fuerte disputa política en el Concejo Deliberante de Río Gallegos, por la partida de un millón y medio de pesos que se encuentran dentro del Presupuesto Municipal, destinados a la concreción de la elección de convencionales estatuyentes.

La oposición compuesta por el Frente Para la Victoria (FVS), más precisamente los concejales Mauricio Gómez Bull y Adriana Reyes –integrantes de la Comisión de Presupuesto-, sacarán un despacho por mayoría oponiéndose a esta partida.

En las últimas horas, fue el propio Gómez Bull quien argumentó que hay cosas más prioritarias que una elección de convencionales. Por el lado de Reyes, son muchos los que consideran que podría considerarlo como una revancha política por su salida de la presidencia del legislativo comunal.

En tanto, el edil radical Pablo Fadul sacaría un despacho por la minoría, que aprueba la partida que tiene como fin la futura redacción de la Carta Orgánica Municipal; entendiendo que la misma es fundamental de cara –entre otras cosas- a la posible eliminación de la Ley de Lemas como sistema electoral. "Parece que tienen miedo a que se elimine la Ley de Lemas", confió hoy un dirigente radical al ser consultado por TiempoSur.

De esta manera, llegarían al recinto dos propuestas que dividirán la votación que hasta podría llegar a desempatar el flamante presidente del Concejo Deliberante, el justicialista Pablo Grasso. Aunque se especula que el FVS pueda mostrarse orgánico en esta situación, no son pocos los que vislumbran un quiebre –a partir del cambio en la presidencia del Concejo- entre Grasso y los "rudystas" Reyes y Gómez Bull. Aún no se conoce qué determinación podría tomar José Hidalgo, aparentemente en el medio de esta disputa dentro del bloque

Comentá la nota