Polémica en Uruguay: al final se va el embajador argentino

El diplomático buscó despegar su renuncia de las críticas. Dijo que pidió irse hace un mes.trás.
Horas después de que el Partido Nacional hiciera público su malestar con el embajador de Argentina en Uruguay, Hernán Patiño Mayer, se supo ayer que el gobierno argentino aceptó el pedido que el diplomático había hecho un mes atrás para dejar su cargo. En diálogo con Clarín, Patiño Mayer aclaró que el cese de sus funciones no tiene nada que ver con la polémica que desató un artículo suyo aparecido en el diario Perfil en el que elogiaba al presidente electo, José Mujica y a la transición a la democracia.

"La decisión la tomé yo, de manera indeclinable el 3 de diciembre", aseguró Patiño Mayer, quien dijo que dejará su cargo en unos 45 días. "Creí que luego de ocho años mi ciclo en Uruguay estaba cumplido. Mi renuncia la presenté cuatro días después del triunfo de Mujica porque pensé que eso abría otro panorama y debía dejar las manos libres a la presidenta para que pueda designar a otro embajador". Patiño Mayer aseguró a Clarín que el balance al frente de la representación diplomática en Montevideo es muy positivo. "Me llevo buenos recuerdos y un puñado enorme de buenos afectos", señaló. "Tengo un agradecimiento muy grande con el presidente Tabaré Vázquez, que siempre me distinguió con su afecto".

Sobre el hecho de que la noticia de su renuncia se conociera después de las críticas que recibió de parte de Jorge Larrañaga, senador y ex candidato a la vicepresidencia por el Partido Nacional, Patiño Mayer indicó que fue pura coincidencia. "El trámite es burocrático y lleva algunos días. Esta vez se demoró porque se dio en estas fechas con varias fiestas y feriados".

El desencuentro entre Patiño Mayer y Larrañaga tuvo capítulos anteriores. En junio de 2009, por ejemplo, Larrañaga dijo que Tabaré Vázquez había tenido una reacción "kirchnerista" en su polémica con la Federación Rural. Patiño señaló que para descalificar al presidente uruguayo no había que usar al gobierno elegido democráticamente por los argentinos. A ello Larrañaga replicó que la verdadera intromisión la había tenido Patiño en el proceso electoral a favor del Frente Amplio.

Comentá la nota