Polémica en la Universidad por fondos de la minera La Alumbrera

El gremio docente reclamó al Consejo Superior que rechace el dinero que esa empresa distribuye de sus utilidades a todo el sistema universitario. Está denunciada por contaminación en la Justicia Federal
El Consejo Superior deberá decidir hoy si acepta o no los fondos provenientes de las utilidades del emprendimiento minero Bajo La Alumbrera UTE YMAD, en medio de una fuerte controversia surgida por las denuncias de contaminación que pesan en la Justicia Federal sobre esa explotación ubicada en Belén, provincia de Catamarca.

A partir de una ley de 1958, las universidades nacionales tienen derecho a una parte de las utilidades de esa explotación. Pero en la práctica, las autoridades universitarias recuerdan que esos fondos llegaron en escasas oportunidades, supuestamente por la falta de ganancias de la empresa.

Lo cierto es que a partir de la distribución de 2008 y 2009, a la Universidad Nacional de Río Cuarto le corresponde recibir poco más de 2 millones de pesos por esas regalías.

En medio de esto, ya hay un puñado de unidades académicas de diferentes universidades del país que decidieron no recibir los fondos cuestionando el origen de los mismos y dejando trascender la posibilidad de estar ante un condicionamiento para los trabajos de investigación que se puedan realizar sobre la explotación minera.

En la Universidad local, el gremio de los docentes emitió un comunicado dirigido al rector Oscar Spada y por su intermedio al Consejo Superior para que rechace ese dinero. Hoy, el cuerpo deberá decidir qué hacer en la reunión ordinaria.

Pero la de los docentes no fue la única carta que recibió Spada sobre ese tema.

Semanas atrás, le entregaron una firmada por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que envió una misiva a todas las casas de altos estudios donde destacó que: "Sabemos de las necesidades financieras de las universidades nacionales, las cuales no logran cubrirse con las partidas presupuestarias asignadas por el Congreso de la Nación. Sin embargo, nos parece que tanto el CIN como cada una de las universidades nacionales deberían rechazar esos fondos millonarios, por el hecho de que provienen de una actividad destructiva y contaminante, que genera cada día más violaciones a los derechos humanos de las poblaciones aledañas al mega-emprendimiento", destaca. Y agrega Esquivel: "Como lo destaca Mirta Antonelli, profesora de la Universidad de Córdoba, "hay un aspecto ético involucrado, porque se trata de fondos cuya procedencia está judicializada por contaminación, que es un delito federal. Ahora se están haciendo cómplices todas las universidades".

La Facultad de Exactas acepta, pero para un fin específico

Con fondos recibidos por la Universidad Nacional de Río Cuarto del emprendimiento minero Bajo La Alumbrera UTE YMAD, la Facultad de Ciencias Exactas propuso generar una comisión para estudiar multidisciplinariamente la actuación de la UTE YMAD y de otras explotaciones de la región, con el propósito de elaborar y proponer las acciones tecnológicas, legales y políticas que eviten los efectos dañinos -en caso de que los hubiese- de dicha actividad.

Las autoridades de la Facultad no votarán por el rechazo de los fondos porque sostienen que "son legales y en estos casos estamos convencidos que hay que ser prácticos y no idealistas. Creemos que hay que hacer, y hacer para corregir lo que está mal", destacó a PUNTAL Gladys Mori, decana de la facultad.

Conforme a la propuesta, una comisión integrada por juristas, ecólogos y geólogos locales y ambientalistas de reconocida trayectoria nacional, deberá realizar un diagnóstico exhaustivo, desde las consecuencias en el ambiente biótico y abiótico, sanitarias, económico financieras, como laborales y sociales, y proponer las acciones correctivas necesarias. "Rechazar por rechazar es idealista, pero no soluciona nada", dijo Mori.

Comentá la nota