La polémica unión electoral de la Región llega al Senado

La norma, que propone sumar distritos vecinos a la Sección Capital, fue girada a la Cámara alta. Debaten si colisiona con un artículo de la Constitución.
Antes de que termine el año legislativo, el Senado bonaerense podría tratar un polémico proyecto aprobado por la Cámara de Diputados que propone modificar la composición geográfica de la Octava sección electoral de la Provincia, hoy integrada exclusivamente por La Plata.

El proyecto impulsado por el bloque de diputados del oficialismo, contempla la incorporación a esa sección de los municipios de Berisso, Ensenada, Magdalena, Punta Indio y Coronel Brandsen, que actualmente forman parte de la Tercera sección electoral junto a populosos distritos del sur del Conurbano.

En las últimas horas, voceros legislativos destacaron que el Senado no tendría "demasiado apuro" en tratar la norma, en el marco de la cargada agenda de esa cámara. Como se informó, el cuerpo tiene pendiente el abordaje del proyecto de reforma electoral y de otro enviado por el Ejecutivo para renovar las concesiones de la Red Vial del Atlántico, además del análisis de los pliegos de candidatos para ocupar espacios en el directorio del Bapro.

Sin embargo, la iniciativa ya despierta una fuerte polémica. Es que la modificación propuesta es impulsada a partir de un análisis particular de los artículos de la Constitución bonaerense que refieren a la composición de las secciones electorales de la Provincia.

Como se sabe, el proyecto responde a un viejo pedido formulado por los jefes comunales de los distritos que se integrarían a la Sección Capital, los intendentes Enrique Slezack, de Berisso; Mario Secco, de Ensenada; Héctor Equiza, de Punta Indio; Fernando Carballo, de Magdalena, y Carlos García, de Brandsen.

Pero su impulso no sólo respondería a atender esos pedidos sino también a modificar el mapa electoral de la Provincia con la mira puesta en las consecuencias políticas y el impacto en la representación parlamentaria.

DEBATE EN PUERTA

En los fundamentos del proyecto, presentado por el titular del bloque del oficialismo en Diputados, Raúl Pérez, se destaca que la división territorial de la Provincia en ocho secciones electorales fue realizada en el año 1946 "y han pasado más de 60 años desde su sanción".

Pero la polémica va más allá. Es que, según hacen notar algunos especialistas, la Constitución bonaerense establece claramente en su artículo 61 que "cada uno de los partidos en que se divida la Provincia constituirá un distrito electoral. Los distritos electorales serán agrupados en secciones", y agrega: "la capital de la Provincia formará una sección electoral".

Según sostienen estos analistas, lo señalado por ese artículo cancelaría cualquier posibilidad de que los distritos vecinos puedan sumarse a La Plata en la conformación de la Octava sección. Y ese es el argumento que podría exhibirse en el Senado durante el tratamiento de la norma.

En sentido contrario, quienes impulsan el proyecto aseguran que en este artículo hay una suerte de "vacío" que posibilitaría una modificación de la conformación de la sección; un argumento basado en que "si no lo prohíbe expresamente, puede habilitarlo".

Así lo dicen los autores de la ley en los fundamentos. "Entendemos que el artículo 61 la Constitución provincial le asigna una Sección Electoral a la Capital. Por lo tanto entendemos que no hay restricciones constitucionales a que esos municipios puedan integrar la sección capital, puesto que lo que la manda de la Carta Magna sí prohíbe es que la capital se integre a otra sección electoral que no sea la propia", escribieron.

CONSTITUCION

La Constitución establece que "cada uno de los partidos en que se divida la Provincia constituirá un distrito electoral. Los distritos electorales serán agrupados en secciones", y agrega: "La capital de la Provincia formará una sección electoral".

Comentá la nota