Polémica en torno a la propuesta de cambios en los estatutos de las sociedades de fomento

Algunos lo consideran "democrático" y "piola". Otros creen que es "descabellado" y que el municipio no tiene la facultad de cambiar los estatutos. La discusión terminó con el vecinalista Aleto internado.

En la mañana de ayer coincidieron en el Municipio un grupo de vecinalistas que realizaron una protesta en la municipalidad para manifestarse en contra del proyecto de ordenanza presentado por el concejal Leandro Laserna (AM) para "democratizar" el funcionamiento de las sociedades de fomento del partido de General Pueyrredon, y otro vecinalista que acudió para expresar su apoyo a la mencionada iniciativa.

El vecinalista de del barrio Hipódromo Alberto Mayo se constituyó como vocero de aquellos que se oponen a que prospere la iniciativa, y el titular de la sociedad de fomento Las Dalias de quienes están a favor.

Ambos dicen representar la opinión de una treintena de entidades fomentistas.

Ayer, en el marco de la polémica que se generó, tanto por este proyecto, como por las declaraciones de funcionarios en cuanto a la participación de vecinos en estas instituciones barriales, Aleto denunció haber sido agredido físicamente por parte de Mayo y, como consecuencia terminó internado, con diagnóstico de traumatismo de cráneo y esguince cervical.

Mayo, por su parte, negó en diálogo telefónico con este medio haber tenido una discusión o problema con Aleto.

El vecinalista de Hipódromo explicó que la concentración de ayer se debió a la intención de ingresar formalmente, tanto al Ejecutivo, como al HCD la opinión de "32 sociedades de fomento, en cuanto a este proyecto" señalando que "nos pareció descabellado".

"Me parece que se ha equivocado -el autor del proyecto-, que debería haberse dirigido al estatuto tipo de Personería Jurídica", entidad que define los estatutos de organizaciones del tercer sector, porque "no es facultad del municipio modificar los estatutos".

Mayo señaló que "las entidades vecinalistas siempre estamos abiertas al vecino" y señaló que "se confunde asambleas ordinarias con extraordinarias. Nosotros nos debemos a la masa societaria cuando definimos los destinos institucionales, y nos debemos al barrio cuando vienen programas, beneficios". En ese contexto aseguró que "todas las actividades que hacemos en el barrio, cada vez que viene un programa de salud, es para todos los vecinos, no sólo para los socios, tenemos el programa de monotributo social, de pensiones graciables, de microcrédito, esos son abiertos".

Y lamentó que "hay cosas que se confunden y hacen confundir a la gente también".

"Hay vecinalistas que se sienten muy mal" aseveró Mayo, agregando que "a mí me consta que a los barrios lo poco que se lleva o se logra lo hace la sociedad de fomento".

"Los vecinos juntamos un montón de firmas en contra de las monederas y las presentamos, eso es participación, pero en el Concejo Deliberante siguen debatiendo el tema" apuntó el vecinalista, asegurando que "las sociedades de fomento, como cualquier institución somos del pueblo y pueden participar personas de cualquier religión o idea política".

Asimismo cuestionó la función de Marcelo Fernández al frente del área de Asuntos con la comunidad. "Es un fiasco que una persona que tendría que estar para defender al vecinalismo esté haciendo esto" señaló Mayo.

Por su parte Carlos Aleto definió como "democrática" y "muy piola" la iniciativa de Laserna.

"Da representatividad a la sociedad en general, que es lo que está faltando" explicó el vecinalista de Las Dalias, quién aseguró que el tema le parece positivo "como vecino".

"Ellos -en referencia al grupo que está en contra del proyecto- dicen que como socios de la entidad tienen que poder decidir a quién admitir y a quién no, lo que hace que sea muy cerrado. No puede ser que una sociedad de fomento sean la comisión directiva y dos o tres personas más que las apoyan, si no es como una pyme familiar que está al frente de la sociedad de fomento".

Aleto aseguró que en Las Dalias han democratizado el funcionamiento de la entidad. "Cuando ingresamos había 10 socios y ahora somos más de 400, tenemos un 40% de representatividad", valoró.

Si bien reconoció que quienes se oponen "tienen razón cuando dicen que Personas Jurídicas es el único estamento que puede modificar los estatutos" indicó que eso no quita que "uno, por ´motu proprio´ también pueda proponer cambios". En ese contexto señaló que "lo que dice el proyecto es que los que tienen convenio con la Municipalidad -que implica la obtención de un subsidio mensual- tengan mayor participación de vecinos. Que sean los vecinos quienes se dirijan a sus representantes para decidir los destinos del dinero, es genial", aseguró.

Comentá la nota