Polémica por los sueldos que paga Crese

Según un edil radical, los directivos cobran más que Giacomino. El titular de la firma rechazó de plano esa versión.
El nivel de las remuneraciones del cuerpo directivo de Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese), la firma que creó la Municipalidad de Córdoba para realizar la recolección de residuos, generó ayer un cruce de opiniones entre el titular de la firma, Eduardo García y el concejal Marcelo Cossar (UCR), quienes refirieron, cada cual con sus argumentos, a distintos montos presuntamente pagados en la primera liquidación de haberes.

Cossar sacó a relucir una planilla con un presupuesto mensual de la empresa, que –según dijo– es la única documentación que hasta el momento Crese le brindó a la síndica por la UCR, Alejandra Ferrero, cada vez que pidió el organigrama y el detalle salarial.

Esa planilla da cuenta de una previsión salarial de 15.181 pesos en bruto para el presidente del directorio, y de 13.599 para los otros dos directores, con lo cual esos funcionarios se ubicarían incluso por encima de lo que cobra el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino.

Esos montos se sitúan arriba de la pauta salarial fijada para la conducción de la empresa en sus propios estatutos, que equiparan al presidente y a los directores, respectivamente, con un secretario y un subsecretario del Departamento Ejecutivo municipal.

Con esa referencia, los montos en bruto que corresponderían para esos cargos de conducción serían de 11.768 pesos y 10.460 pesos, bastante inferiores a los apuntados por Cossar.

El presidente de Crese, Eduardo García, salió al cruce de la afirmación de Cossar y calificó de “absoluta mentira” sus dichos. Aventuró que la planilla esgrimida por la oposición puede ser una más de las tantas que se realizan para hacer las previsiones contables, pero que “de ninguna manera se corresponde con la liquidación realizada”.

En ese sentido, graficó que en su caso cobró un salario de bolsillo (previo realizar los descuentos por jubilación y obra social) de 9.767 pesos, y aseguró poder demostrarlo sin problemas, con documentación.

La discusión cobró dimensión debido a que, como Crese hace poco más de un mes que está en funcionamiento, todavía no se conocen públicamente detalles oficiales de sus gastos operativos.

Asesores. Otro punto de discordia sobre el organigrama de Crese se planteó respecto a los asesores del directorio. Según Cossar, el presupuesto que le dieron a la UCR consigna una previsión para 10 cargos, con un salario bruto de seis mil pesos cada uno, aunque dijo desconocer si éstos ya estaban cubiertos.

También en este ítem, García salió a replicar en duros términos al concejal. El directivo aseguró que “sólo hay tres asesores”, uno para cada miembro del directorio, y precisó que en su caso particular todavía no nombró a ninguno. García sí admitió que esos asesores perciben alrededor de seis mil pesos.

El presidente de la empresa detalló que el resto del organigrama se completa con cinco gerencias: administrativa; finanzas; comunicaciones; gestión interna; y servicios. A ellas corresponde agregar –porque tienen el mismo rango salarial– un director obrero y un asesor legal.

“Todos ellos cobran 9.216 pesos en bruto y unos 7.650 de bolsillo”, informó García.

Por último, la empresa cuenta con cinco miembros de una comisión fiscalizadora (o síndicos), en la que tiene participación la oposición política. Allí también la cuestión salarial divide aguas: para los opositores, tres mil pesos de bolsillo es muy poco y registra una brecha muy grande con el directorio. Para la empresa, los síndicos presionan con denuncias para ganar mejor.

Comentá la nota