La polémica por los sueldos de los ediles se coló en la sesión

La polémica por los sueldos de los ediles se coló en la sesión
ECHEVERRÍA: A pesar de que no estaba incluido en el orden del día, la discusión sobre el incremento de sueldos de los concejales se coló en la sesión de ayer con las críticas tanto del oficialismo como de la oposición al veto del Intendente a la ordenanza que habilitaba el pago de la antigüedad a los ediles. "La errónea publicidad sobre las dietas afecta a todos por igual", apuntó la titular del Concejo Deliberante, Analía Pérez.
En una sesión ordinaria en la que el debate sobre los expedientes del orden del día estuvo ausente, la polémica por el aumento de sueldo de los concejales se coló en la sesión de ayer con las críticas tanto del oficialismo como de la oposición al veto del intendente Fernando Gray a la ordenanza que habilitaba el pago de la antigüedad a los ediles.

A pesar de que no estaba entre los temas a tratar, la polémica por los salarios de los ediles fue el principal eje de debate en la sesión. La primera en referirse a este asunto fue la titular del bloque vecinalista, Marta Mangas, que pidió la palabra para criticar que "Gray argumentó maliciosamente que los sueldos de los concejales rondan los ocho mil pesos".

"Lo que se hizo en el Concejo fue adherir a una Ley provincial votada por una mayoría kirchnerista que le reconoce la antigüedad a los concejales de los 134 municipios", apuntó la edil.

La que también expuso su posición fue la presidenta del Concejo Deliberante, Analía Pérez, quien subrayó que está "convencida de que la verdad debe primar por sobre las especulaciones de cualquier índole" y recalcó que "la errónea publicidad sobre las dietas afecta a todos por igual".

Además, Pérez y los concejales Daniel Saavedra (FpV), Roberto Devoto (Unión Peronista), Silvia Groppi (vecinalismo) y Patricia Gramajo (ARI), hicieron llegar a la prensa sus respectivos recibos de sueldo en donde consta que no superan la cifra que señaló Gray.

Por otro lado, fue girado a comisión el proyecto de ordenanza presentado por el ARI que busca la creación de la Oficina de Nocturnidad para regular la actividad de los guardias de seguridad en locales bailables, más conocidos como "patovicas".

Asimismo, se aprobó la iniciativa presentada por el mismo bloque para que se provea de agua potable a los vecinos del barrio San Ignacio debido a la posibilidad de que exista contaminación de las napas del territorio.

En tanto, también se le dio el visto bueno al convenio entre el Municipio y el Ministerio de Desarrollo Social en el marco del Plan de Inversión Social por el cual la comuna recibirá alrededor de 700 mil pesos. Además, se sancionó por unanimidad la ordenanza que prohíbe a los establecimientos habilitados con camas o lámparas solares prestar sus servicios a menores de 18 años.

Por último, se le dio curso a la minuta de comunicación presentada por el vecinalismo para que el gobierno de Gray informe quiénes son los profesionales responsables de la elaboración del proyecto para la construcción del paso bajo nivel en Monte Grande.

Comentá la nota