Polémica sobre fuentes de ingresos de Juez

Polémica sobre fuentes de ingresos de Juez
Giacomino le enrostró que no puede vivir como vive con lo que gana. Juez dijo que era una "chicana" ordenada por los K.
El intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, salió abruptamente del bajo perfil que había mostrado hasta ahora en la previa de las elecciones del próximo 28 de junio y sacudió el escenario al cargar con dureza inusual contra su ex amigo y ex aliado político Luis Juez. Deslizó sospechas respecto del nivel de vida que éste lleva, aparentemente en disonancia con los ingresos que percibió en los últimos años en la función pública.

Giacomino dijo que no se explicaba cómo su antecesor en la Municipalidad de Córdoba, que ganaba cuatro mil pesos en ese cargo –monto del actual cedía la mitad a su hermano Daniel, también ex funcionario–, podía vestirse con trajes importados, cambiar automóviles con frecuencia y construir una pileta climatizada en su vivienda particular.

"Después de Cristo, Juez es el único que puede multiplicar los panes y los peces", ironizó el intendente en una entrevista difundida el pasado martes por el programa Día 8, de Canal C.

A esa embestida se sumó ayer el vicegobernador, Héctor "Pichi" Campana, otro ex aliado de Juez, quien también cuestionó el patrimonio del ex intendente. En línea con Giacomino, Campana dijo tener "muchas dudas" sobre el nivel de vida de Juez, aunque aclaró que no disponía de "elementos para probarlo".

A su turno, el aludido salió a replicar también ayer, aunque no con el tono incendiario que acostumbra, más aún tratándose de una afrenta personal contra él, de parte de un ex amigo como Giacomino. "Lamento que Giacomino tenga que llegar a la ofensa personal, al agravio. ¿Qué hacía al lado mío, entonces? ¿Qué hacía al lado de un tipo que no tenía supuestamente condiciones éticas?", se preguntó.

"Hasta esa originalidad le han robado a Giacomino. La posibilidad cierta y concreta de ser original con la chicana. Eso pasa cuando uno se convierte en un soldado", señaló.

Juez enmarcó las críticas de sus rivales en una acción coordinada desde el kirchnerismo, a quien señaló como tributario de los esfuerzos del peronismo, el giacominismo y la UCR por dejarlo descolocado.

"Son chicanas kirchneristas. No creía que Giacomino fuera a llegar tan bajo. Pobre Giaco, hasta en eso se ha convertido en un soldado de Cristina", lamentó Juez. La estrategia juecista es no devolver golpe por golpe los ataques, para "no subir al escenario" a rivales "menores". "Juez se enfrentará sólo con Néstor Kirchner y Juan Schiaretti, en ese orden", dicen sus operadores.

A los tironeos a favor y en contra de Juez se sumaron otras voces. El jefe de la bancada del PJ en la Unicameral, Daniel Passerini, opinó que Juez "representa lo peor de la política cordobesa" y lo describió como "la versión a la cordobesa de Nazarena Vélez: nadie lo va a recordar por sus obras pero sí por sus escándalos mediáticos".

Por su lado, su par juecista Miguel Ortiz Pellegrini, fustigó a Giacomino. Le marcó que "como soldado K mantiene obediencia debida" a lo que le mandan hacer, pero aclaró que en el caso de sus críticas a Juez "podía discernir que se trataba de una orden ilícita y no lo hizo". "Si todo lo que dijo ahora de Juez es cierto, debió haberlo denunciado cuando era su viceintendente", señaló.

Comentá la nota