Polémica sesión por sueldos

(General Acha) - En medio de severas críticas y acusaciones recíprocas entre sus integrantes, el CD resolvió adherir al ajuste salarial del siete por ciento establecido por el gobierno provincial. Las secretarias Alicia Arrese (Frepam) y Adriana Leher (FPC), anunciaron que donarán el aumento para obras benéficas.
Por ese tema, ingresaron dos despachos de minoría y enfrentados entre sí, de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuentas. Uno fue con la firma de Marcelo Berot (Partido Justicialista) y Norma Zulema Ortiz (Unión Vecinal Achense) que resultó la mayoría con cuatro votos, proponiendo que el aumento alcance sólo al personal de la planta permanente municipal y a los secretarios del CD.

El restante, respaldado por tres votos, estaba rubricado por Dolores Gramuglia (Frente para el Cambio) y Alejandro Odasso (Frepam), y proponía que la mejora se hiciera sin restricciones para todo el personal y funcionarios que cumplen tareas en la comuna achense. La abstención de José Luis Garro (FPC), allanó el camino del desempate.

Debate.

Aunque la mayoría argumentó que la comuna local no podrá hacer efectivos mayores salarios, hubo ediles que se pronunciaron a favor del aumento.La concejala Dolores Gramuglia (FPC) sostuvo que el incremento debería ser aplicado para todas la personas que trabajan en la municipalidad.

A contramando con la propuesta oficialista, la concejala Nelly Mena mostró una vez más su disidencia y una posible escisión del bloque justicialista al definirse "totalmente de acuerdo con lo manifestado por Gramuglia". Criticó al presidente del cuerpo, el mismo que pretendió interrumpirla diciendo que Mena se había apartado del tema en tratamiento. Sin embargo, la edila reveló que "una empleada está cobrando el 40 por ciento, por responsabilidad", sumando tres secretarias en la presidencia.

Comentá la nota