Polémica en el PJ por un repudio a la agresión al senador Morales

Discutieron por diferencias frente al gobierno nacional y el presidente del partido se retiró del recinto.
La aprobación de un proyecto de Resolución presentado por el bloque de diputados de la Unión Cívica Radical (UCR) en repudio a los hechos de violencia física y verbal que sufrió el presidente del Comité Nacional del radicalismo y senador nacional por Jujuy, Gerardo Morales, se coló en la interna justicialista y dejó al descubierto serías diferencias entre urribarristas y bustistas.

Un procedimiento común en la Cámara de Diputados desencadenó una serie de duros cuestionamientos entre pares justicialistas, ante la atenta mirada de los radicales, que sin imaginarlo arrimaron agua para su molino.

En la discusión, el diputado y presidente del Partido Justicialista (PJ) José Cáceres, invitó a sus pares a concurrir a la sede del PJ para hablar de peronismo, ya que Eduardo Jourdan minutos antes había dicho: "Nosotros pertenecemos a otro peronismo. No tenemos nada que ver con esto. Yo estoy más cerca del peronismo que quiere hoy poner al día la copa de leche y no estar haciendo grandes obras de infraestructura en esta provincia. No quiero tener nada que ver señor presidente, nada que ver con las grandes obras mientras que nuestro pueblo se caga de hambre. Por eso voy apoyar firmemente la resolución del bloque radical".

El ex intendente de San José aseguró que "el nivel de violencia que se baja del poder central es muy fuerte, es tan fuerte como la falta de recursos que hay en la Provincia".

Ni lerdo ni perezoso, el presidente del bloque de la UCR, Marcelo López, quien había abierto el debate para explicar los fundamentos de la norma de su autoría, compartió la opinión de Jourdan. "Coincido y valoro la valentía del diputado Jourdan a lo expresado". Minutos antes, López había calificado de "marginales" a los agresores de Morales, que serían integrantes de una organización barrial, según la denuncia de su correligionario. Esta organización (Tupac Amaru) tiene una fuerte presencia en la provincia de Jujuy desarrollando políticas sociales comunitarias.

BUSTI, CÁCERES Y KERZ. Con los diputados radicales como meros espectadores, el debate por la agresión física y verbal al radical Morales continuó, pero con peronistas como protagonistas.

Antes de relevar al ex gobernador Jorge Busti en la presidencia de la Cámara baja, Cáceres dijo: "Comparto el espíritu en general del proyecto sin conocer los fundamentos", y disparó: "No quiero hablar de Justicialismo acá, pero con todo gusto a quien quiera conversar del tema tenemos una casa partidaria, así que cuando gusten pueden pasar", en respuesta a los dichos de Jourdan.

Cuando Busti ocupó su banca, contó que mantuvo relación con Gerardo Morales en la Cámara de Senadores de la Nación entre 2001 y 2002 cuando el Senado rechazó los ascensos de dos militares sospechados de haber cometidos delitos de lesa humanidad (Ver aparte). Busti precisó que "en defensa de los derechos humanos Morales me acompañó, y si bien no conozco los fundamentos de este proyecto no puedo dejar de acompañar".

Y detalló: "Producto de las abstenciones de algunos senadores la Corte Suprema de Justicia anuló la resolución", y añadió: "Algún día se conocerá quiénes fueron los senadores que se abstuvieron, ya que fue voto nominal y terminaron beneficiando a los militares".

Tras cartón, Jorge Kerz aseguró: "La Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) fue una de las que se abstuvo".

Luego del debate de la resolución, Cáceres se retiró del recinto no sin antes decir: "Me preocupa coincidir con López".

LOS FUNDAMENTOS. El proyecto de Resolución se basa en descalificar al gobierno nacional y a la organización barrial Tupac Amaru que lidera Milagro Salas de "milicia rentada". Si bien los radicales no hacen mención explícita a la agrupación sostienen en el artículo 3 de la iniciativa que "el Poder Ejecutivo aclare si la entidad a la que pertenecen los agresores reciben por parte del gobierno nacional 10 millones de pesos para promover ayuda social en la provincia de Jujuy". De esta forma alude a la agrupación de Milagros Salas.

En los fundamentos, la UCR acusó al gobierno kirchnerista de enviar "fuerzas de choque" a agredir a dirigentes contrarios a su ideología. Además el bloque sostuvo que lo único que logró con esas actitudes fue dejar al descubierto que "se hace política con la pobreza", y calificaron de milicias rentadas por el gobierno nacional a Tupac Amaru.

La polémica por las absoluciones derivó en la actuación de Cristina Fernández como senadora

En su exposición, Jorge Busti, recordó que entre 2001- 2002 siendo presidente de la Comisión de Acuerdos del Senado Nacional, conoció a Morales. El acercamiento se realizó cuando analizaban los pliegos de ascensos del teniente coronel Rafael Braga y del capitán de fragata Julio César Binotti, acusados de haber pertenecido al grupo de represores que actuó en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Ambos pliegos fueron rechazados, contó Busti, pero a raíz de las abstenciones, la Corte Suprema de Justicia anuló la resolución.

El ex gobernador resaltó: "Saldrá un libro de quién votó a favor y en contra, y quién se abstuvo, porque abstenerse es una manera que tienen los legisladores de no dar apoyo".

La labor parlamentaria de Busti fue elogiada por los medios nacionales, mientras que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se abstuvo en la votación.

Es de rigor señalar también que el ascenso de Binotti había sido propuesto en 2002 por el entonces presidente Eduardo Duhalde; mientras que Braga fue propuesto por Carlos Menem.

Comentá la nota