Polémica en Rawson por el ingreso de funcionarios a planta

Polémica en Rawson por el ingreso de funcionarios a planta

Un concejal cuestionó la medida. En el giojismo dijeron que está fijada una excepción.

La gestión de Juan Carlos Gioja en Rawson viene incorporando contratados a la planta permanente del Estado municipal y la última tanda desató polémica. Entre los trabajadores aparecen cuatro actuales funcionarios, que quedarán como efectivos el 10 de diciembre, al finalizar el mandato del jefe comunal. El dato salió a la luz luego de un pedido de informes que presentó el miércoles el concejal Sebastián Parra para que el Ejecutivo brinde los antecedentes de esos casos puntuales. El edil calificó la movida como “desprolija” debido a que dicho personal político no cumple con el requisito de estar bajo un régimen de contratación temporaria. El intendente destacó que quedaron autorizados legalmente para hacer el traspaso por el acuerdo paritario con los gremios, aprobado por ordenanza, mientras que el secretario de Hacienda, Cristian Agudo, agregó que en el mismo se estableció la excepción para cualquier integrante del staff político.

El último grupo de contratados contiene a 87 personas y Parra, que además es candidato a intendente por el frente San Juan Primero, cuestionó que el listado no pasara por el Concejo Deliberante como en ocasiones anteriores y que se hiciera por decreto. El concejal resaltó que la medida está reñida con la ley de ética pública, en el punto que establece que ningún funcionario se puede servir de la administración pública para tener beneficios. 

De los 87 contratados que pasarán a planta permanente, Parra pidió informes sobre los antecedentes laborales de cuatro casos pero hay constancias de sus respectivos cargos. Así está Iván Espejo, del área de Servicios; Cecilia Díaz, secretaria de Inclusión Social; Alejandro Fernández, director de Rentas y Pedro Fernández, administrador del Centro de Convenciones.

La crítica, por lo bajo, de los sectores que se oponen a la administración municipal giojista es que se está agrandando al Estado con personal, lo que puede generar complicaciones financieras para una futura gestión. Es que el traspaso de un régimen transitorio a uno efectivo incluye más aportes por parte del patrón, es decir, la comuna. Inclusive, hay quienes resaltan que se está metiendo “gente del palo”. Desde la comuna han venido asegurando que el traspaso de los contratados ha sido un plan de regularización de la precaria situación en la que estaban los trabajadores, que han ingresado personas de distintos espacios y de anteriores gobiernos y que todo está presupuestado.

De acuerdo a lo que el propio Gioja remarcó en su último discurso como intendente en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante y los últimos movimientos, desde 2011 se ha sumado al plantel de efectivos cerca de mil contratados (ver recuadro).

El proceso de incorporación se ha efectuado a través de una comisión paritaria, en la que intervienen miembros del Ejecutivo, del Concejo Deliberante (no hay opositores) y de los gremios que representan a los empleados, como SUOEM. El traspaso tuvo en cuenta a los trabajadores que se encontraban con el llamado contrato de colaboración de servicios, pero Agudo explicó que en la reunión paritaria se dejó establecida una excepción para el personal político, lo que fue aprobado por el legislativo.

No obstante, Parra resaltó que en la sesión del miércoles dijo que la movida “es una burla para todos los concejales, teniendo en cuenta que hemos estado acompañando las restantes incorporaciones. Al no pasar por el Concejo lo han hecho por debajo de la manga. Es una desprolijidad. No sé si es un manotazo de ahogado”. 

Cerca de mil incorporaciones

En la última tanda, la gestión giojista incorporó a la planta permanente del Estado municipal a 87 contratados. Los mismos quedaron efectivos a partir del primero de este mes, salvo los que son funcionarios, quienes cuentan con licencia hasta el final del mandato del intendente actual. A fines de año pasado habían sumado a 177 empleados, que fueron ingresando en tandas desde diciembre, febrero y marzo.

En su discurso en el inicio de sesiones del Concejo Deliberante, Juan Carlos Gioja resaltó que “en 2016 se incorporaron 200 empleados a la planta estable del municipio llegando a completar un total de 700 personas desde el inicio de nuestra gestión, tarea que fue realizada con el acuerdo y colaboración de los representantes de los trabajadores. El ingreso respetó estrictamente el orden de antigüedad”. Las críticas a la gestión municipal es que ha agrandado al Estado al punto de que puede traerle complicaciones económicas al jefe comunal que venga.

Composición

El traspaso de contratados se definió a través de una comisión paritaria, la cual está integrada por miembros del Ejecutivo municipal, del Concejo Deliberante (aunque no hay opositores) y representantes de los gremios del sector, en el que el mayor peso lo tiene SUOEM.

Coment� la nota