Polémica por publicidad con símbolos nazis.

Polémica por publicidad con símbolos nazis.
La comunidad judía expresó su malestar por una publicidad de leche chocolatada de la empresa SanCor en la que se observa la imagen de una cruz esvástica, al tiempo que la firma admitió que se trató de un “error involuntario” y culpó a la agencia que diseñó la campaña de marketing.
Desde la DAIA informaron que pedirán explicaciones a la empresa láctea por la distribución de un folleto de juegos, denominado “Vacaciones con Cora”, que publicita el producto “Chocolatada SanCor”. La publicación propone una serie de juegos de ingenio pero en su interior se observa a uno de los personajes -un cabrito- sentado en una biblioteca que guarda un libro con la esvástica en su lomo.

La polémica publicidad despertó un gran malestar en la comunidad hebrea que consideró inaceptable la difusión de símbolos nazis en productos de consumo masivo.

El librillo “Vacaciones con Cora” consta de 12 páginas dedicadas a los chicos: allí la vaca “Cora”, personaje que identifica a la leche chocolatada de la firma, los invita a realizar juegos de verano, como sopas de letras o búsqueda en laberintos. La firma láctea aseguró que dichas sucursales debían ofrecer degustaciones del producto y repartir dicha revista para los niños.

Críticas de la DAIA

En declaraciones periodísticas, Angel Schindel, vicepresidente 1º de la DAIA, consideró a la campaña de marketing como “poco feliz” y anticipó que se comunicarán con los directivos de la usina láctea para pedir explicaciones sobre la impresión.

Según informó la Agencia Judía de Noticias, los folletos en cuestión fueron distribuidos en forma gratuita en varias sucursales de supermercados Toledo de Mar del Plata.

El dirigente, además, lamentó que en el país no se sancione a quien difunda la simbología nazi. “Seguramente en la reforma que se está propiciando respecto de tipificar como delito a la negación del Holocausto se debería considerar (la divulgación) de este tipo de símbolos”, agregó.

En un comunicado a la prensa, la empresa láctea explicó que “se trató de un claro error de visualización de la agencia que llevó a cabo la campaña quien no se percató en su momento sobre la presencia de esa imagen tan negativa. SanCor evaluará la continuidad de los servicios que dicha agencia brinda a la compañía”.

Reconoció que “en la foto de uno de los folletos entregados, se observa en el margen inferior izquierdo una cruz esvástica como parte del lomo de un libro. Dicha imagen fue extraída de un banco de imágenes”.

Asimismo, los directivos de la usina láctea informaron que se comunicaron con autoridades de la comunidad judía para trasmitirles sus disculpas por lo sucedido.

Comentá la nota