Polémica porque el municipio volverá a cobrar las tasas en Catedral.

El Ejecutivo confirmó que comenzará a cobrar las tasas en Catedral pero aún no se sabe quién brindará los servicios. La propuesta del Municipio es que La Asociación Empresarial del Cerro Catedral cobre una suerte de “expensa”. Sin embargo desde el empresariado ya anticiparon a ANB que “no están de acuerdo” ya que les impediría un cobro ejecutivo.
El municipio de Bariloche volverá a cobrar las tasas a los frentistas de la base del cerro Catedral. Así lo definió la actual gestión, dando por tierra el convenio firmado por el ex secretario de Gobierno Adolfo Fourés y los empresarios del sector, en 2007.

La medida ya generó rechazo entre los representantes de la Asociación Empresarial del cerro Catedral, entidad que actualmente se hace cargo de ese cobro, así como de la prestación de servicios delegados por la municipalidad.

El pasado 23 de enero la Municipalidad de Bariloche remitió una nota a la Asociación y a la Junta Vecinal Cerro Catedral informando que consideraban “inexistente” el Convenio. Además, el Ejecutivo confirmó que retomará el cobro de las tasas.

“El convenio con provincia sigue vigente hasta tanto se firme un nuevo contrato entre Municipio y Catedral”, entendió el asesor letrado de la Asociación, Andrés Martínez Infante, en diálogo con ANB.

Por su parte, Alberto del Giúdice, titular de la entidad empresarial, explicó que brindan los servicios “por un contrato con la provincia y el municipio, y los cobramos porque ninguno de los dos se podían hacer cargo”. El empresario aclaró que son una asociación “sin fines de lucro”, y “tampoco lucramos con la tasa”, sostuvo.

Para que el Municipio comience a facturar en la Villa Catedral, esta zona debería incorporarse al ejido municipal, con lo cual sería necesaria una ordenanza correctiva de la ordenanza de tasas municipales vigente. En este sentido, la intención del Municipio es que Catedral figure como Zona 1 en la zonificación, pagando el mayor monto de tasa. Pero el costo de los servicios en el lugar supera los montos que podría recaudar la Municipalidad, aún con la zonificación propuesta.

Daniel Balduini, asesor legal del Municipio, consideró ante ANB que “hay dos caminos: o la municipalidad cumple allí con los servicios como en todo el ejido municipal o hace un convenio con un tercero, sobre una base razonable”.

“Tendría que funcionar como un consorcio”, propuso Balduini, indicando que cada frentista podría pagar una especie de “expensa” a la Asociación.

Sin embargo, Del Giúdice no acordó con esta propuesta, dijo que no aceptarían cobrar “una expensa” y aclaró que la única forma de poder continuar brindando el servicio es “teniendo la potestad para cobrarla en forma ejecutiva”.

Con la propuesta del Municipio, el concesionario perdería la potestad de cortarles los servicios a los vecinos o la ejecutividad que requieren para poder cobrarles a los frentistas, argumentan los empresarios.

Comentá la nota