Polémica porque Macri desplazó a un kirchnerista

El macrismo alega renovación de cargos. El kirchnerismo habla de "persecución".
El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, desplazó de la dirección del Hospital Argerich a un ex ministro de Salud del gobierno de Aníbal Ibarra e identificado con el kirchnerismo. El Gobierno porteño dice que se le aceptó la renuncia en el marco de un proceso de renovación de autoridades en los 33 hospitales porteños.

En cambio, el médico involucrado, Donato Spaccavento, cree que lo corrieron por "contar los problemas que sufren los hospitales públicos y la falta de insumos".

"Se tomó la decisión de pedirles la renuncia a todos los directores del sistema para iniciar procesos de selección por mérito. Los primeros a los que se les aceptó la renuncia son los directores del Argerich y del Muñiz porque son los que están bajo mi área", dijo a Clarín el director de la región sanitaria I, Néstor Pérez Baliño.

"Yo creo que, por un lado, buscan sacarme del concurso, pero hay muchas causas en el medio, yo soy uno de los pocos directores que conté los problemas que sufren los hospitales, principalmente con el tema de la falta de insumos", sostuvo Spaccavento en declaraciones reproducidas por la agencia Telam. Clarín intentó comunicarse con él pero no obtuvo respuesta a los mensajes.

Spaccavento no está de acuerdo con la centralización en las compras de los insumos hospitalarios dispuesta por el Gobierno porteño. "Rompimos con 33 kiosquitos y más de uno tiene motivos para estar enojado", dijeron fuentes de la administración macrista en referencia a que ahora 95 insumos de los 12 mil que requiere cada hospital no son comprados por cada uno de ellos sino directamente por la Ciudad.

Pérez Baliño, médico también del Argerich, desde hace 25 años, atribuyó las quejas de Spaccavento a su militancia política. "Donato es un militante político, está con mucho compromiso político y lo que está haciendo ahora es de neto corte político", dijo Pérez Baliño.

Desde el kirchnerismo respondió el jefe de bloque en la Legislatura, Diego Kravetz, quien aseguró que se trata de "una persecución política" y prometió acciones judiciales contra la Ciudad.

Comentá la nota