Polémica por pedidos de informes en la Legislatura.

El presidente del bloque del MPN afirmó que con estas maniobras los diputados opositores generaron "un escándalo para la prensa".
Una fuerte polémica se generó en la Legislatura provincial a raíz de varios pedidos de informes que la oposición solicitó a funcionarios provinciales.

El primero de ellos se lo pidió el radical Marcelo Inaudi al jefe de fiscales del Tribunal Superior de Justicia, Alberto Tribug, para que informe acerca de las acciones que los fiscales tomaron sobre los cortes de rutas que se sucedieron en la provincia. Esta iniciativa se aprobó por unanimidad en la Cámara, pero Inaudi planteó que la respuesta "duerme en el cajón de un diputado del MPN".

Luego se impulsó uno al Tribunal de Cuentas sobre las irregularidades en el manejo de los fondos del Ministerio de Desarrollo Social durante la gestión de Walter Jonsson, y otro al IADEP por el estado de los créditos otorgados al sector vitivinícola, los cuales tienen despacho en sendas comisiones y serán votados en la próxima sesión.

Sin embargo, la oposición pidió el miércoles pasado que se trate sobre tablas el despacho por unanimidad sobre el pedido de informe al Tribunal de Cuentas, iniciativa que fue rechazada por el oficialismo y sus aliados, quienes justificaron que no deben apresurarse los tiempos legislativos.

El presidente del bloque del MPN, José Russo, planteó que la oposición generó un "escándalo para la prensa" ya que "los últimos dos pedidos fueron tratados inmediatamente por las comisiones: uno ingresó el miércoles a la Cámara, el otro lo hará en la próxima sesión y se votará en esas instancias", dijo, a lo que agregó: "Es llamativo que busquen chicanas políticas justo en este momento de elecciones cuando se le están dando vía a las iniciativas que plantean".

Proyecto

Durante la última sesión legislativa, y después que se negara el tratamiento sobre tablas, la Cámara aprobó una moción de preferencia para tratar la próxima semana un proyecto impulsado por Inaudi para reglamentar los pedidos de informe a funcionarios y obligarlos así a contestarlos en 10 días.

La votación surgió en un momento en que la mayoría de los diputados oficialistas no estaban en el recinto y fue así como el radical obtuvo el aval del resto de la oposición para aprobar su iniciativa.

Inaudi expresó que el pedido de informe sobre los cortes de ruta "fue respondido por el TSJ hace 10 días y Russo lo tiene en su despacho. De nada sirve sancionar un pedido de informe si la respuesta queda cajoneada en un despacho de un diputado y no se ordena la distribución de las respuestas".

Y manifestó que la iniciativa que obtuvo moción de preferencia está en la Comisión de Asuntos Constitucionales -cuyo autor es el ex diputado Carlos Moraña- y obliga a los funcionarios a responder los pedidos de informe que genere la Cámara o los diputados en forma individual.

En tanto, Russo le respondió que la información que envió la Fiscalia "no va dirigida a Inaudi, va a la Comisión de Asuntos Constitucionales, lo que pasa es que Inaudi tiene la creencia de que él es la Legislatura y que se lo tienen que entregar a él. Me lo mandaron a mí porque yo soy el presidente de esa comisión y ese informe ingresará en el temario de las próximas reuniones", dijo.

El legislador provincial agregó que "esto tiene un altísimo tinte político por las elecciones. Este pedido de informe fue tratado en la Cámara y salió por unanimidad, pero esa fábula de que le escondemos las cosas es mentira porque durante el último año y medio desfilaron por la Legislatura todos los funcionarios que ellos pidieron y los que no también, y les respondieron todas sus dudas. Si ellos quieren buscar prensa a través de generar escándalo es otra cosa, pero no tienen razón".

Comentá la nota