Polémica por pago de sueldos a "prestadores de servicios"

(Winifreda) - Autoridades municipales aseguran que liquidan correctamente los salarios y los concejales del PJ dicen lo contrario. En tanto, un proyecto de una diputada para incluirlos en planta permanente duerme en la Legislatura.
El gobierno provincial remite mensualmente a la municipalidad de Winifreda una partida de dinero para destinarla al pago de sueldos de personas afectadas a las tareas de limpieza en escuelas urbanas y rurales. En esta localidad, nueve mujeres y un hombre cumplen tareas de porteros en distintos establecimientos pero no tienen estabilidad laboral. La distribución de esa suma dineraria originó una polémica entre la intendenta Berta Herlein y los concejales del partido justicialista, dejando a los trabajadores con mucha incertidumbre.

La jefa comunal recibió la semana pasada en su despacho a dos trabajadoras que previamente habían mantenido una reunión con el Director General de Administración, Rogelio Schanton. "Las convoqué al enterarme deque estaban disconformes con el sueldo que cobran. Les mostramos documentación que acredita la cantidad de dinero que recibimos de provincia y cómo lo distribuimos", explicó Herlein.

Luego, detalló que a las arcas municipales ingresan 9.300 pesos de los cuales 7.650 pesos se distribuyen entre seis personas que son monotributistas y cobran 1.000 pesos previa presentación de una factura y las otras cuatro perciben 600, 500, 300 y 250 pesos por mes porque tienen menor carga horaria y son beneficiarias además de un Programa de Emergencia Municipal de Empleo local (PEME).

"El sobrante de 1.650 pesos lo usamos para solventar parte de las horas extras del personal municipal afectado a las tareas de mantenimiento exterior de los edificios escolares. Realizan limpieza de canaletas, podas de plantas, fumigaciones, entre otras tareas. Pero ese dinero no alcanza porque el trabajo es mucho", apuntó Herlein.

Consultada si las mujeres se marcharon conformes del encuentro respondió: "Ellas estaban muy molestas porque les habían dicho que les estábamos pagando de menos pero traté dedemostrarles lo contrario. Las entiendo perfectamente y les dije que si de provincia me aumentan el presupuesto van a cobrar más".

Reuniones.

Preocupados por esta situación, los concejales del PJ mantuvieron reuniones con algunas trabajadoras, con la intendenta y con Schanton. "El funcionario nos informó que el dinero que remite al municipio es para los prestadores de servicios que tienen factura y el resto de las personas son beneficiarias de un PEME, por lo tanto deberían cobrar con recursos genuinos del municipio. Y las horas extras que hacen los empleados en las escuelas también deberían ser pagadas con fondos propios", señalaron.

Para transparentar la situación, los concejales justicialistas presentaron un pedido de informes en una reciente sesión pública del Concejo Deliberante. "Lo hicimos a pedido de la intendenta, pero a los concejales oficialistas les desagradó aparentemente nuestra intervención la cual calificaron de maliciosa y malintencionada y no aceptaron elevarlo al Departamento Ejecutivo".

Vale destacar que los concejales de ambos bloques (Frepam y PJ) adhirieron por unanimidad a un proyecto presentado en noviembre de 2008 por la diputada Josefina Díaz (Frepam) que pretende incluir dentro de la Ley 643 del empleado público a los porteros de escuelas públicas beneficiados con planes sociales o son monotributistas. Los ediles locales respaldaron la iniciativa argumentando: "en esta localidad hay porteros bajo esas modalidades y si la Cámara de Diputados aprobara este proyecto dignificaría y premiaría el trabajo que estas personas vienen desarrollando con responsabilidad laboral y en contacto diario con menores", fundamentaron. La resolución respectiva fue enviada a la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la legislatura provincial.

Comentá la nota