Polémica por obras públicas y privadas

Alentados por una carta a la ciudad, los concejales del interbloque Coalición Cívica y Reencuentro por Junín presentaron un pedido de informes sobre los trabajos municipales que se están efectuando en el barrio Cerrito Colorado, sobre la posible utilización indebida de maquinarias comunales.
"Hemos recibido información de que en dicha zona reside un funcionario municipal que tiene a su cargo justamente el área encargada de determinar las prioridades en cuanto a las obras de mantenimiento de caminos viales y otros servicios que se brindan desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos", dice el proyecto.

El secretario Agustín Pinedo salió a responder y aseguró que el municipio está dispuesto a poner el alumbrado público para los vecinos que compren las luminarias y las conecten a sus propios medidores, como dice haber sucedido en este caso.

El funcionario también aclaró que las máquinas comunales sólo alisaron una calle del sector cuando algunos propietarios decidieron sacar los árboles que habían quedado en la calzada.

Por su parte, la concejal Magdalena Ricchini contraatacó y defendió su presentación, aclarando que se ingresó por secretaría del Concejo y tomaría mañana estado parlamentario.

Alumbrado

"Desde el 2004 he tenido innumerables reuniones con los vecinos de ese barrio, respecto al alumbrado público, y he manifestado que el municipio sólo iba a colocar luminarias que ellos mismos adquirieran siempre y cuando hubiera redes de alumbrado que coloca EDEN", explicó Agustín Pinedo, a cargo de la Secretaría de Obras Públicas del municipio.

Para las personas con escasos recursos que viven en zonas alejadas, aclaró que la comuna "se hace cargo de las redes y las paga, pero no es un capricho sino una cuestión de justicia social".

"En este caso, hay una cuadra en la que los propios vecinos compararon los artefactos y las luminarias, así que el municipio los colocó, como hemos hecho siempre. Pero ante la inexistencia de la red de alumbrado público, optaron por conectarlas a los medidores de sus propias viviendas", aseguró.

En una nota recibida, Pinedo dijo que "estos vecinos manifiestan sentirse agraviados por las declaraciones de los concejales, porque ellos alumbran la calle con la energía de sus propias casas".

"Con esto, la cuestión queda totalmente zanjada. Además, cualquier otro vecino que esté dispuesto a conectar las luminarias a sus viviendas, por supuesto vamos a hacerlo, pero nunca vamos a pagar redes en lugares que por su situación económico, los vecinos deben afrontar estos gastos", apuntó.

Pinedo admitió que en esta cuadra que pagó para conectar el alumbrado "vive el señor Gastón Blanc", subsecretario del área, aunque dijo que "también pagó junto a sus vecinos".

Las calles

Sobre la apertura de calles, el funcionario dijo que "los loteos hechos hace unos años generaban el traslado del dominio de la calle al Estado, que se obligaba a hacer los trabajos. Luego se introdujo una reforma y ahora para aprobar los planos, el titular mismo debe abrir la calle".

"No obstante, hay expedientes en el municipio a nombre de Pablo Pizzala, Claudia Mastandrea y José Urquiza, de los años 2006, 2007 y 2009, que solicitan la apertura de las calles Los Mocovíes y Los Ranculches", detalló.

Al respecto, Pinedo puntualizó que "estos loteos se ejecutaron en el año 1963 y durante treinta años nadie abrió las calles, pero nosotros debimos soportar hasta el envío de cartas documentos. Así que se empezó con el trabajo, en calles entre el Club Los Miuras y Ruta 7, con árboles que hubo que retirar inclusive".

"Y la máquina municipal dio una pasada a una calle que había sido desmontada por particulares, de la sucesión Quattordio, tal como ordena la ley", aclaró.

Pedido presentado

Por su parte, la concejal de la Coalición Cívica Magdalena Ricchini respondió que "no nos equivocamos tanto, porque sacamos fotos y constan cuestiones de amarillo que tienen que ver con maquinarias del municipio y no la selección de Brasil".

"Nosotros hicimos un pedido de informes que surge de algunas dudas, ya que muchos vecinos se arrimaron al bloque solicitando que hagamos algo ante los avasallamientos. Y nos basamos en una carta a la ciudad, en que un señor explica y pregunta acerca de obras públicas y privadas en Cerrito Colorado", destacó.

La edil aseguró que "el pedido de informe está presentado y se envió luego a los medios periodísticos, pero tomó estado administrativo, está en la Secretaría del Concejo, y si hay tanto para explicar o están nerviosos, deberían responder por escrito".

"Nosotros nos hacemos eco de los pedidos concretos de vecinos que se acercan por múltiples motivos. Y el uso mediático también lo hace el oficialismo", destacó Ricchini.

La concejal señaló que "no estamos confundidos y la duda del vecino genera un pedido de informes, que pasa por la secretaría del Concejo y seguramente ingresará en la próxima sesión, para ser tratado en comisión y luego que responda Obras Públicas lo que corresponda".

"Además, hemos preguntado por un montón de cuestiones que nunca fueron respondidas, así que estamos a la espera y vamos a reactivarlas", adelantó.

El disparador

La carta que motivó el pedido de informes del interbloque Coalición Cívica – Reencuentro por Junín y la posterior respuesta pública del secretario de Obras Públicas, fue remitida a La Verdad por el señor Carlos Cristian Schwindt, DNI: 12.143.178.

La nota, que fue publicada en la edición del día 9 de julio, expresaba textualmente:

"Días pasados, los vecinos del Cerrito Colorado Norte vimos el mejorado de algunos caminos vecinales por parte de maquinaria municipal. Puente del Inca, la principal arteria, hacía más de un año que no se tocaba, sufriendo la misma el flujo de agua que arrojan desde las piletas linderas, la falta de cuneta, el paso de camiones cargados con acoplados desde Ruta 7 hacia Ruta 65, y viceversa, máquinas cosechadoras, etc.

Otra calle privilegiada es Las Chicharras, hasta hace poco más de un año no existía prácticamente. Otras arterias, la mayoría, no ven el paso de maquinarias desde hace 2 años, en consecuencia imaginemos su estado. Sobre calle Las Chicharras en un reducido sector, 100 metros lineales, vimos la colocación de luminarias tipo luz blanca por parte del hidroelevador municipal, con empleados también municipales.

Cabe citar que hace seis años se comenzó con los trámites pertinentes para la colocación de alumbrado público por parte e iniciativa de algunos vecinos, y actualmente se reactivó por la comisión de fomento con resultados entre lentos y negativos. De hecho, no se abona tasa por alumbrado público porque no existe, lo que ha motivado a quienes lo reclamamos, la devolución de dicho rubro que venía cargado en la factura de EDEN.

Recuerdo que las maquinarias, empleados y funcionarios los pagamos el total de los vecinos urbanos y suburbanos. No entendemos, salvo propaganda electoral, la difusión en los medios del trabajo que realiza Obras Públicas, que no es más que la obligación del mantenimiento de la red vial y no un trabajo extraordinario de dicha dependencia municipal".

Comentá la nota