Polémica: el obispo de la Plata otra vez embistió contra la educación pública

Polémica: el obispo de la Plata otra vez embistió contra la educación pública
Aguer criticó una materia obligatoria de la Provincia y la ausencia de religión.
El arzobispo de La Plata y principal referente de la comisión episcopal de Educación Católica, monseñor Héctor Aguer, denunció que la enseñanza que reciben los estudiantes en las escuelas públicas está "inficionada de una gran dosis de ideología" y citó concretamente a la materia Construcción de Ciudadanía.

"Se inspira en el neomarxismo de la Escuela de Frankfurt", dijo Aguer, en referencia al instituto para la investigación social que nació en la universidad de esa ciudad de Alemania de la mano de un grupo de intelectuales.

La asignatura fue incorporada a la currícula escolar bonaerense a partir del nuevo secundario básico y se dicta desde el primer año (ex 7° de la antigua EGB). Son dos horas por semana en las que se habla sobre derechos constitucionales como civiles, sociales, del niño. También se abordan la violencia y los derechos humanos.

Para Aguer, es una materia que "impone una teoría crítica que pretende hacer del niño un pequeño teórico-crítico para cambiar la sociedad. Se descuidan los saberes básicos y se insiste en una perspectiva crítica que es marcadamente ideológica". "¿Acaso de las escuelas argentinas se quiere sacar analfabetos revolucionarios?", fue otra de las frases del arzobispo.

La declaración levantó polémica porque para los gremios docentes provinciales el dictado de Construcción "es un espacio valorable" que apunta a sostener lo establecido en la ley de Educación sobre la garantía del Estado en una formación ciudadana "comprometida con los valores éticos y democráticos de participación, libertad, solidaridad, resolución pacífica de conflictos y derechos humanos", explicó ayer Mirta Petrocini de la Federación de Educadores bonaerenses (FEB). Según la dirigente antes de cuestionar la materia "en tal caso habría que promover mejorar cuestiones organizativas".

En declaraciones publicadas por la Agencia Informativa Católica (AICA) y pronunciada en su columna del programa "Claves para un mundo mejor" (América), Aguer dijo además que en las escuelas argentinas no se enseña religión "como en otros tiempos y como indican algunas constituciones provinciales". Y agregó que "los niños bonaerense -según la Constitución vigente- deben ser educados en los principios de moral cristiana, respetando la libertad de conciencia, pero al parecer, nadie se fija demasiado en esa disposición". "El Estado impone cierta ideología que se filtra en los contenidos curriculares como se comprueba en materiales que se difunden a los docentes sobre educación y salud", dijo.

También en ese punto hubo cuestionamientos. "La educación confesional tiene garantizada su presencia en el sistema educativo provincial a través del aporte que el propio Estado realiza con los subsidios a colegios privados. Muchos son católicos y otros pertenecen a otras religiones", aclaró Petrocini.

Sobre la educación sexual en escuelas, Aguer dijo: "En esa área se ha impuesto casi de un modo indiscutible la ideología de género, o sea que la sexualidad no se inscribe en la naturaleza de la persona, sino en una construcción histórica y socio-cultural", explicó Aguer. Ningún vocero de Educación de la provincia respondió ayer a los llamados de Clarín.

Comentá la nota