Polémica por modificaciones introducidas al Código Tributario

Los alperovichistas dicen que sólo se clarificaron procedimientos; la oposición denuncia que se atropellan derechos del contribuyente
La nueva política fiscal tucumana quedó definida ayer por la Legislatura, con modificaciones al Código Tributario con los que se busca lograr mayores ingresos.

Así, según el oficialismo, se fortalecerá la percepción de los impuestos a los Ingresos Brutos, Inmobiliario y Automotor, ya que comenzarán a tributar los plazos fijos o las cajas de ahorro de personas jurídicas. La única excepción será para las personas físicas o las sucesiones indivisas; los préstamos bancarios; la cesión de viviendas sin contrato de alquiler; y los autos de propiedad de habitantes de Tucumán, que deberán registrarlos en la Provincia.

Entre las reformas se prevé que las multas por omitir la declaración jurada sobre las características de los inmuebles sea en función de la cotización del Impuesto Inmobiliario (antes, era por Ingresos Brutos); se prohíbe a jueces y escribanos dar curso a acciones hasta que no se acredite el cumplimiento de obligaciones tributarias; se precisan las responsabilidades de los síndicos; y no se admite incorporar nuevas pruebas en los recursos por multas ni la recusación sin causa del juez de la ejecución fiscal.

Este último punto fue objetado por Osvaldo Cirnigliaro, quien puntualizó que la Provincia mantendrá esa potestad. “No puede el Estado reservarse recusaciones mientras se las niega a los ciudadanos. Constantemente cuestiona a René Goane en las causas que llegan a la Corte ”, aseveró. Agregó que se le otorgan a la DGR facultades discrecionales y que se pretende que el Alperovich Group aumente su monopolio en el parque automotor local.

A partir de ahora, toda cesión de inmueble se presume onerosa si no está formalizada por contrato de locación; aunque sea a título gratuito quedará gravada con la base imponible del 3% de la valuación fiscal.

“Las modificaciones se integran en la lógica del ‘vamos por todo’. Se le da mayores facultades a Rentas en contra de los derechos de los contribuyentes, pero no se conforma el Tribunal Fiscal que pone equilibrio en esa relación”, denunció José Cano.

Esteban Jerez y Roque Alvarez disintieron sobre el impacto del mapa tributario local. Mientras el opositor aseguró que Tucuman está entre las cinco provincias con mayor presión fiscal y que con los cambios se pasará a los primeros puestos, el oficialista señaló que está en el lugar 13.

“José Alperovich dijo que no era prudente ni conveniente agravar la situación impositiva, pero lo hace. Avanzan, incluso, sobre la Constitución Nacional con la obligación de radicar automotores en la provincia”, dijo Jerez. Alvarez lo refutó: “no se aumenta ningún impuesto, las alícuotas se mantienen igual y se clarifica la política tributaria”.

Comentá la nota