Polémica en el Mariano Acosta: padres y alumnos apoyan a la directora

La comunidad educativa respaldó a la rectora de la escuela Mariano Acosta, Raquel Papalardo -quien fue sumariada por las autoridades porteñas por mojar con una manguera a los alumnos durante la despedida de quinto año- y anunció una movilización para la semana próxima a la jefatura de Gobierno.
"Si tocan a la rectora Papalardo nos tocan a todos", dijo Eduardo López, secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA), en tanto Felipe Vega, presidente del Centro de Estudiantes, enfatizó que "a Papalardo la bancamos porque defiende a la escuela pública".

El titular de UTE, Francisco Nenna, convocó a "una movilización la próxima semana a la jefatura de Gobierno (en Avenida de Mayo al 500) y al Ministerio de Educación (en Paseo Colón al 200) si no dan marcha atrás" con la sanción.

"Vamos a rechazar el sumario", declaró Nenna durante una conferencia de prensa en el colegio, en Urquiza al 200, a la que concurrieron directores de otros establecimientos, docentes, padres, ex alumnos, estudiantes y representantes gremiales de unos 9.000 docentes porteños.

La actividad en la escuela se conoció a través de un vídeo aparecido en el sitio You Tube, donde se ve el festejo y a Papalardo cuando moja a los chicos con la manguera del colegio.

El ministro de Educación, Mariano Narodowski, declaró a Radio Mitre que "nosotros, obviamente, estamos muy tristes por lo que pasó; no nos parece que sea el lugar que tiene que tener un rector, pero hay una investigación en marcha".

Nenna sostuvo que la rectora "no se va de aquí si no es para asumir sus responsabilidades en el nuevo cargo de supervisora de las escuelas normales, que ganó por concurso".

Papalardo afirmó que en el Mariano Acosta, "todo lo que se hace, se hace con pasión, amor y ganas", y añadió: "Yo debo acercarme a los chicos, y el abrazo que recibí después de tirarles agua fue muy gratificante".

La rectora, quien hará el lunes el descargo por el sumario que iniciaron las autoridades porteñas con el cargo de "no respetar las buenas costumbres", sostuvo que se trata de una "persecución" por la toma estudiantil del colegio por el recorte de miles de becas.

El representante estudiantil Vega dijo que Papalardo es una "víctima que sufre el hostigamiento del Ministerio de Educación por no haber hecho listas negras".

"Toda la comunidad del Mariano Acosta está contenta de no compartir la moral del ministro Narodowski y estar a favor de la Educación pública y en contra de la privatización", afirmó.

Tras declarar "yo no me fui de la escuela a pesar de que el ministro me dijo que me vaya" durante la toma, Papalardo aseguró que sufre "acoso laboral y de género" que significó este año "tres sumarios porque no me callo: marché por la defensa de la escuela pública y pedí por la escuela".

También expresó que "este año perdí cinco familiares, entre ellos mi madre y mi esposo, y me cortaron una licencia que pedí de 20 días por duelo: está todo dicho".

La madre de Jorge Luis Lapa, alumno que se reestablece de un aneurisma cerebral en la clínica Fleni, criticó al gobierno de Mauricio Macri y dio testimonio de la conducta de Papalardo el día en que su hijo se descompuso en clase.

"Es hora de que el Gobierno de la Ciudad se ocupe de lo que se necesita, porque el SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencia) tardó 45 minutos en llegar a asistir a mi hijo", denunció.

A continuación añadió que "en el hospital Ramos Mejía no había tomógrafo ni guardia pediátrica, y se perdieron otras tres horas en socorrerlo".

La mujer señaló que la rectora "estuvo en la clínica y se ofreció a cuidarlo sábados y domingos e hizo presión para que mi hijo fuera trasladado a una clínica de rehabilitación".

"¿Cuál es el delito que cometió? ¿Acercarse a los alumnos? No es delito que una profesora se acerque a los alumnos y nuestros hijos tendrán valores para el futuro", planteó la madre de Lapa.

Comentá la nota