Polémica por el manejo y la rentabilidad del fondo fiduciario para los municipios

El legislador José Cano (UCR) quiere que la Legislatura, por ley, faculte explícitamente al Tribunal de Cuentas (“la Constitución de 2006 ya lo habilita”) para que audite los fondos fiduciarios municipales y comunales conformados en la Provincia.
“Pedí informes que nunca me contestaron sobre esos recursos, cuyos manejos están plagados de irregularidades. No están incluidos en los Presupuestos de la Provincia por lo menos desde 2005 y Roque Alvarez (preside la bancada oficialista) llegó a decir hace poco, cuando discutíamos el Presupuesto 2008, que no hay fondos fiduciarios en Tucumán. Pero los hay; y, en los hechos, sólo sirven para que dineros del erario salgan del circuito privado y vayan a parar quién sabe dónde”, manifestó.

Cano precisó que el informe del ente de contralor sobre la cuenta de inversión de 2005 advierte que el 15 de diciembre, el Ejecutivo otorgó un préstamo a los municipios por $ 95 millones: la Tesorería General de la Provincia transfirió ese importe mediante certificados de plazo fijo. “El 28 de diciembre de 2006, otorgaron otro préstamo por $ 85 millones, también con certificados de plazo fijo. Lo revelador es que esos depósitos ganaban sólo un 5,5% anual. Me pregunto: el gobernador (José Alperovich) ¿inmovilizaría $ 100 millones de sus empresas a cambio de una rentabilidad tan baja?”, inquirió.

Cano lamentó que la Cámara, lejos de interesarse por despejar estas dudas, siga sin tratar los informes sobre las cuentas de inversión. “Este 31, el Gobierno va a festejar, también, que la Cuenta de Inversión de 2005, que tenía más de un centenar de observaciones, quedó avalada por el silencio parlamentario. Es lamentable”, renegó.

Cano fustigó, además, la mecánica de administración de esos recursos. “Los importes de los préstamos son cedidos por el municipio al fondo fiduciario, que no está administrado por autoridades municipales. Es más, los fondos que las municipalidades tampoco pueden disponer del dinero que van a obtener por esos préstamos, porque todo es manejado por la Provincia. Pero esos manejos están fuera de todo control estatal, al punto que la ley de creación del Fondo Fiduciario Municipal autorizó una suma de hasta $ 400 millones y, según un informe de la Caja Popular de Ahorros, al 31 de diciembre de 2006 el movimiento de fondos ascendía a 573 millones”, denunció.

La versión oficial

Consultado por LA GACETA, el ministro de Economía, Jorge Jiménez, rechazó los planteos de Cano y defendió la utilidad del Fondo Fiduciario Municipal, así como también su administración.

“Respecto de los intereses de los plazos fijos, hay que ubicarse en el contexto histórico. Tanto 2005 como 2006 fueron años de liquidez fabulosa. Por eso, destinamos fondos a plazos fijos. Estamos obligados por ley a depositarlos en el Banco del Tucumán, que es nuestro agente fiduciario. Sin embargo, pedimos la cotización del Banco Nación y conseguimos, incluso, que el Banco del Tucumán mejorara la tasa de interés”, describió.

“En cuanto al fondo municipal, el agente fiduciario es, nada menos, la Caja Popular de Ahorros. Y los fondos fiduciarios han servido para que haya un control eficiente sobre el modo en que las municipalidades van a administrar esos recursos que, a la vez, quedan libres de ser embargados. Se determinó cuánto dinero se destinaría al pago de sueldos y cuánto a la financiación de obras públicas. Los resultados están a la vista: hay paz social en las administraciones del interior, y todas pueden exhibir trabajos para su comunidad”, concluyó el funcionario.

Comentá la nota