Polémica en Lomas por el barrio que construye una empresa de Hugo Moyano

Polémica en Lomas por el barrio que construye una empresa de Hugo Moyano
La empresa de recolección de residuos Covelia SA, vinculada por dirigentes y funcionarios al líder de los camioneros, Hugo Moyano está involucrada en otro escándalo, ya que organizaciones ambientales y dirigentes de Lomas de Zamora aseguran que la firma estaría interesada a edificar un barrio privado o bien un complejo de oficinas en una reserva natural antes del diez de diciembre.
A fin del año pasado, después de una denuncia penal se frenó la posibilidad de que Covelia construya en el predio Santa Catalina una planta de trasferencia de residuos que había anunciado, la por entonces secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti y el intendente de Lomas de Zamora, Jorge Rossi. Pese a esta frustración, la empresa estaría ahora dispuesta a ir por más.

"Covelia buscaría levantar un centro de oficinas para zona sur, una playa de logística y no se descarta un barrio privado", explica el concejal electo Gabriel Mércuri. A la empresa no le queda mucho tiempo por delante. La idea es que el oficialismo local, presente en el Concejo Deliberante un proyecto de rezonificación del predio, y así permitir a la empresa desarrollar cualquier actividad planteada. Esto debería producirse antes del diez de diciembre, ya que cuando este conformado el nuevo Concejo, el Frente para la Victoria (que avalaría la maniobra) perderá la mayoría.

Santa Catalina es el último ecosistema natural de Lomas de Zamora, y uno de los últimos de todo el Conurbano. "Nuestro reclamo se debe a que en el lugar no se puede construir nada porque es un espacio verde público. Este es un predio que debe estar en manos del Estado. ¿Qué hace hoy una empresa privada ocupando e impactando con movimientos de tierra en 300 hectáreas de espacio verde?", cuestiona Alberto de Magistris, ingeniero agrónomo de la Universidad de Lomas de Zamora.

Santa Catalina cuenta con una superficie aproximada de 650 hectáreas y una amplia variedad de ambientes, tales como relictos de talar, pastizal pampeano, matorral de chilcas, laguna y bajos aledaños, plantaciones forestales mixtas, parcelas agropecuarias y áreas de parque con edificaciones históricas. Durante 2008, la Universidad Nacional de La Plata –administradora desde principios del siglo pasado, cuando la Provincia lo cedió a la Nación– procedió a tasar, licitar y vender a Covelia 300 hectáreas del predio por 32 millones de pesos, incluyendo la Laguna Santa Catalina.

"Al vender un espacio verde público, la Universidad violó dos ordenanzas municipales y la Ley provincial Nº 8.912. Además, la Laguna Santa Catalina, por su parte, debió ser cedida al fisco provincial", explica Magistris.

Frente a los movimientos de tierra en el predio y la posibilidad de edificación antes de fin de año, el próximo sábado, concejales, legisladores y organizaciones ambientales marcharán al predio para pedir la no rezonificación.

Comentá la nota