Polémica: ¿Los feriados a favor del turismo atentan contra la memoria?

Debate. Mientras las autoridades aseguran que es “fundamental” crear nuevos fines de semana largos, los historiadores advierten sobre el peligro de “manosear” las fechas patrias.

Mover los feriados que conmemoran las fechas patrias para fomentar el turismo ya es costumbre. Hace exactamente dos décadas que se adoptó el primer mecanismo legal para cambiarlos, que luego tuvo diferentes cambios que fueron profundizando y facilitando las posibilidades para acomodar el calendario. Hoy, esta herramienta que se utiliza con un criterio economicista, abrió la polémica entre algunos historiadores a nivel nacional. En Santiago, el profesor Luís Alén Lascano dijo que estas medidas “contribuyen a la desmemoria, a la pérdida de identidad, y a la destrucción del sentido patriótico”, mientras que las autoridades locales de turismo consideran que son decisiones “fundamentales” para que la actividad turística no se centre en el verano y unas pocas semanas en el invierno.

El 28 de abril de 1988, se sancionó la ley 23.555, que determinó que “los feriados nacionales obligatorios cuyas fechas coincidan con los días martes y miércoles serán trasladados al día lunes anterior”, y los que “coincidan con días jueves y viernes serán trasladados al día lunes siguiente”. La modalidad luego se hizo extensiva a los días en que el feriado caía sábado o domingo, para estirar los fines de semana. Fue a partir de 2001, cuando se pasó el feriado del sábado 12 de octubre al lunes 14. Este año, el 17 de agosto y el 12 de octubre cayeron día domingo y fueron pasados para el lunes siguiente.

El profesor Alén Lascano consideró que este tipo de medidas terminan “convirtiendo la muerte de una figura patriótica en un hecho turístico y comercial”. En este sentido, indicó que “las fechas que recuerdan grandes acontecimiento y hechos patrióticos terminan siendo días en los que lo que interesa es el ocio y el entretenimiento, cuando debería ser para la reflexión histórica, porque para eso se los ha puesto”.

“Esto se acentuó en la década del noventa, con Cavallo – sostuvo el historiador – con la tesis de que había que incentivar la actividad comercial como sea, y como no les importaba en ningún sentido ni la identidad nacional ni la conversación de las tradiciones, con esta actitud mecanicista y economicista, empezó a desvirtuarse todo esto”.

La subsecretaria de Turismo de la provincia, Graciela Paladea, explicó que “pasar los feriado es un pedido permanente, que viene tanto del sector público como del privado, porque generan un movimiento económico muy importante”.

La funcionaria indicó que “es una cuestión económica que está instalada ya hace mucho tiempo y ha dado sus frutos”, y recordó que “es parte de una estrategia de fomento del sector, que incluye otras medidas como el escalonamiento de las vacaciones de invierno entre las distintas provincias para que se extienda la temporada y se sostenga el movimiento”.

En un punto intermedio se paró el historiador e investigador santiagueño Alejandro Yocca: “Viendo el tema desde el punto de vista de la democracia, que determina que es necesario que la gente pueda comer, trabajar y tener una fuente de ingreso, desde la actividad turística hay un fomento a todo eso, y no está mal”. Por otra parte, sostuvo que “desde el punto de vista histórico, los que trabajamos con la memoria, lo que buscamos es que el pueblo decida qué es lo que quiere recordar o no”, y consideró que “hay fechas más sensibles que otras”. En este sentido, sostuvo que las fundantes, como el 9 de julio o el 25 de mayo deben ser tratadas con cuidado.

Señaló, al referirse específicamente al 12 de octubre, que esta es una fecha “que se está relativizando”. Consideró que se ha ido “vaciando de sentido porque el pueblo ha ido madurando otro tipo de visión sobre la llegada de los españoles a América, entonces no me parece mal que se trate con practicidad”.

--------------------------------------------------------------------------------

La ley establece que sólo hay tres feriados que pueden ser cambiados de lugar: el 20 de Junio (Muerte del General Manuel Belgrano), el 17 de Agosto (Muerte del General José de San Martín y, desde la semana que pasó, el 12 de Octubre (Día de la Raza).

El feriado del 24 de marzo, en el que se conmemora el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, desde hace dos años, en referencia al día del golpe de estado de 1976, es uno de los ocho feriados hasta ahora inamovibles, entre los que también se cuentan el 9 de julio y el 25 de mayo.

Comentá la nota