Polémica por la inversión por habitante

El jefe comunal de Necochea, el radical Daniel Molina, atravesaba un verano tranquilo hasta que desde distintos sectores surgieron cuestionamientos a partir de que trascendiera que en ese distrito la media de inversión municipal por habitante es la más baja de la zona: apenas $ 1.036 pesos por habitante local por todo concepto de acuerdo al Presupuesto 2009.
Dicho cálculo es el resultado de la división de los $ 101.622.093,39 de los que dispondrá dicha Comuna para el presente ejercicio por la cantidad de ciudadanos que viven en Necochea, unas 98.000 personas.

Por ejemplo Lobería cuenta con una pauta anual de $ 33.846.609 para atender las necesidades de 12.500 habitantes lo que arroja media de inversión municipal de $ 2.707 pesos por ciudadano.

Otro punto más elevado que la ciudad conducida por Molina es Tandil, que gobierna otro radical: Miguel Lunghi. Allí el presupuesto aprobado es de $ 140.000.000, teniendo en cuenta su población de 120.000 habitantes, el porcentaje por tandilense es de $ 1.166.

En Balcarce, con 42.000 residentes, la pauta presupuestaria es de

$ 60.000.000, arrojando una media trepa a $ 1.428 por habitante. A su vez en Tres Arroyos, con 58.000 ciudadanos y un cálculo de recursos y gastos de $ 75.249.283, el índice es de $ 1.200 por habitante.

Otro caso de mayor inversión por habitante es Rauch. Allí el Deliberativo aprobó un presupuesto de

$ 33.000.000, que considerando su población de 14.000 habitantes, establece una inversión oficial anual de $ 2.357 por rauchense.

Finalmente, en Azul el índice es de $ 1.566, cifra que surge dividiendo los $ 94.000.000 del presupuesto anual por su población de 60.000 habitantes y en Olavarría el índice trepa a $ 1.339, en este caso con una comunidad integrada por 103.000 personas y un gasto calculado para 2009 de $ 138.000.000.

Comentá la nota