Polémica por la instalación de un centenar de antenas de telecomunicaciones

Polémica por la instalación de un centenar de antenas de telecomunicaciones

En votación dividida, el Concejo Deliberante convalidó un acuerdo por el cual el Municipio cederá terrenos a una empresa para colocar estructuras destinadas a mejorar la conectividad. A cambio, percibirá unos $30 millones.

Sobre el final de la sesión ordinaria de este miércoles, el Concejo Deliberante aprobó por mayoría un proyecto de ordenanza con el cual convalidó un acuerdo entre el Municipio y una empresa de telecomunicaciones para colocar un centenar de antenas en el partido de Escobar.

En un tratamiento más reñido de lo que se suponía, el Legislativo convalidó con apenas 14 votos afirmativos contra 10 negativos el convenio firmado por el intendente Ariel Sujarchuk y el presidente de ATIS (Argentina Telecom Infraestructure Solutions), Juan Pablo Blanco Ziegler, el pasado 15 de abril.

El acta en cuestión establece que el Municipio cederá cien espacios públicos para la instalación de estructuras de soporte del tipo wicap, que contendrán antenas y equipos de radio, por un plazo de cinco años. La cantidad de inmuebles se podrá extender a través de una adenda entre ambas partes y la duración del acuerdo puede renovarse automáticamente por otro lustro.

Por cada uno de los terrenos cedidos, el Municipio percibirá $240 mil anuales; es decir, un total de $24 millones a los que hay que sumarles el IVA -casi $5 millones- y las tasas que le corresponderá abonar a la compañía.

A su vez, del acuerdo se desprende que el canon se actualizará anualmente tomando como referencia el incremento del valor de la tasa de servicios generales y la variación porcentual del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que elabora el INDEC.

Además, ATIS permitirá que el Municipio instale cámaras de seguridad, luminarias y cualquier otro dispositivo viable en sus estructuras. La empresa podrá subalquilar los inmuebles y rescindir el acuerdo anticipadamente sin causa, cosa que el Municipio no.

En el convenio se detalla que se colocarán tres tipos de torres: de 24, 31 y hasta 36 metros de altura. Todas ellas, hechas de acero galvanizado y con diferentes complementaciones para adecuarlas al entorno visual.

Sin embargo, el foco de la polémica en el Concejo Deliberante fue por el desconocimiento sobre los terrenos que cederá el Municipio y los montos que percibirá por los mismos. Por eso la votación fue tan pareja, aunque el proyecto terminó convirtiéndose en ordenanza.

En contra. “Es necesaria la conectividad, pero no a cualquier costo”, afirmó el edil massista Javier Pérez.

Aguas divididas en las bancas

A diferencia de casi todo el transcurso de la sexta sesión ordinaria, el tratamiento del expediente 16569/19, sobre el convenio para el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones, despertó voces cruzadas entre los concejales, incluso de un mismo bloque.

Quien ofició de voz cantante del oficialismo fue Nicolás Serruya: “Este proyecto apunta a mejorar la conectividad del distrito y a que las tecnologías se desarrollen en Escobar y tengan mejores servicios los vecinos”, afirmó el edil del bloque Peronismo que Hace-Unidad Ciudadana.

“No voy a acompañar el proyecto por unos cuantos motivos. Uno de ellos es por la falta de documentación necesaria”, respondió Carina Chmit, desde su monobloque afín a Cambiemos.

El titular de la bancada macrista, Esteban Colley, también cuestionó el acuerdo entre el Municipio y ATIS. “El convenio que se está tratando dispone que el Ejecutivo va a arrendar 100 inmuebles municipales, que no se saben cuáles son. Nosotros no estamos en contra de la conectividad ni de la colocación de esas antenas, solo pretendemos evaluar correctamente dónde se van a colocar”, enfatizó.

Por su parte, el massista Javier Pérez también expresó sus reservas sobre el proyecto. “Es necesaria la conectividad, pero no a cualquier costo. Viendo el expediente y el dictamen, nos insta a que sepamos dónde están instaladas las antenas y a mí no me queda claro si van a emplazarse en lugares públicos”, sostuvo al argumentar su voto en contra.

Los otros cuatro concejales del Frente Renovador sí apoyaron la iniciativa. De hecho, tanto Luis Carranza como Gonzalo Fuentes tomaron la palabra para defenderla. “Lo que tenemos que hacer acá es aprobar la licitud del convenio. Vemos con beneplácito que esto se lleve adelante, la Argentina es uno de los peores países en conectividad y tenemos que mejorarla”, destacó el segundo de los mencionados, abogado y presidente de la bancada.

Al momento de la votación, el resultado fue 14 a 10 y, al margen de la polémica, el Ejecutivo consiguió lo que necesitaba: el visto bueno para avanzar con una acción que el generará suculentos ingresos y favorecerá una mejora en la calidad de las telecomunicaciones a nivel local.

Coment� la nota