Polémica por las impugnaciones: Macri habló de "proscripción"

Polémica por las impugnaciones: Macri habló de "proscripción"
El líder del PRO se mostró con sus socios del PJ disidente. Acusaron al juez Blanco y al kirchnerismo por las objeciones a cinco candidatas en la Provincia. Dicen que puede peligrar la presentación de la lista, con plazo hasta este viernes.
Se habló de "trampitas", de "pícaros", de "maniobras". Hubo gestos preocupados cuando se aludió a "amenazas". "Casi es más serio 'Gran Cuñado' que las elecciones del 28", dijo Mauricio Macri, para sintetizar una serie de episodios ocurridos en los últimos días, sobre todo, la objeción judicial a cinco candidatas de Unión-PRO, tres de ellas ubicadas en los primeros diez puestos de la lista a diputados nacionales en el distrito bonaerense. "Poco antes de que cierren todos los plazos, nos dicen que faltan papeles; nos ponen en una situación de proscripción", acusó Macri.

"Néstor Kirchner tiene la certeza de que va a perder", agregó Francisco de Narváez, sentado ayer junto al mandatario porteño y Felipe Solá, para encuadrar las "maniobras objetables" adjudicadas al oficialismo.

El trío opositor dio ayer una conferencia de prensa en el partido de Vicente López, donde se reafirmó que fueron apeladas las inhabilitaciones contra Claudia Rucci (3 en la lista), Silvia Majdalani (7), Natalia Gámbaro (10), Silvia Lospennato (22) y Ana María López (29), decretadas por el juez federal Manuel Blanco, con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires. El juez objetó a las candidatas por considerar que no acreditan la residencia inmediata de dos años en el distrito. Blanco es el mismo magistrado que rechazó las impugnaciones planteadas por el Acuerdo Cívico y Social contra las candidaturas a diputados de Kirchner, Daniel Scioli y Sergio Massa, decisión luego apelada ante la Cámara Nacional Electoral. El mismo tribunal ahora deberá resolver las apelaciones de Unión-PRO en defensa de sus candidatas. "Tenemos tiempo hasta el viernes", dijo Macri. Ese día vence el plazo para enviar las listas a la imprenta.

"Estamos preocupados", reconoció el jefe de Gobierno porteño, involucrado de lleno en la campaña bonaerense. Una de las objetadas es Silvia Majdalani, actual legisladora porteña. Según explicó ayer José Torello, apoderado del PRO, la candidata acreditó que hace "tres años vive en Tortuguitas". "¿Es ético que pase de legisladora porteña a diputada por la provincia?", preguntó un periodista. "Es ético y legal", respondió Torello, cortando de cuajo cualquier polémica. Según se comentó luego por lo bajo, Majadalani sería la más complicada de las cinco candidatas objetadas por la Justicia.

"Claudia (Rucci) está indignada", afirmó Gustavo Ferrari, candidato a diputado y colaborador de De Narváez, también presente en la conferencia. Rucci aportó más documentación a los tribunales. "Es vergonzoso lo que se está haciendo con Rucci", agregó Solá. "Desde hace mucho vive entre Moreno e Ituzaingó. Entregó a la justicia comprobantes del jardín de infantes de un hijo, que queda en Ituzaingó. ¿Se imaginan a alquien que vive en la Capital, yendo y viniendo a Ituzaingó para buscar a su hijo?", ironizó Solá.

De Narváez, a la par de criticar al juez Blanco, denunció "amenazas" y "agresiones" contra sus militantes y hasta habló de "tiros". "Nos quemaron una gigantografía en la ruta", dijo. "Esperemos que cambie este clima de violencia política", pidió De Narváez, que va primero en la lista Unión-PRO.

Macri habló de "trampitas" y mostró dos boletas. La que encabeza De Narváez y otra, donde se lee "Narváez", el apellido de otro candidato. "Le pido al votante que lea bien", advirtió Macri. Luego leyó el nombre de la candidata que secunda a "Narváez", de apellido "Ratcliffe", para alertar que no figura "Felipe Solá". "Es una tía que me odia", bromeó Solá.

Comentá la nota