Polémica por horas extras

La puesta en vigencia de un cupo de horas extras por sector generó malestar entre los empleados municipales de San Antonio.
En algunas dependencias no se informó que las horas trabajadas que excedieran ese límite iban a ser reconocidas a través de francos compensatorios y el personal que esperaba cobrarlas comenzó a reclamar su dinero.

"En realidad fue un problema de comunicación entre los distintos sectores, porque los empleados sabían que esto iba a implementarse, y lo aceptaron en su momento, pero en áreas como Servicios Públicos cuándo superaron el límite no les avisaron que de seguir haciéndolas iban a ser reconocidas a través de francos, dejándolos sin posibilidad de optar, y por eso al no percibirlas junto al último sueldo reclamaron el pago", manifestó Luis Esquivel, secretario de Hacienda.

Ante el reclamo optamos que por única vez parte del personal recibiera el dinero extra como ´adicional no remunerativo´ y que 30 de ellos les solicitaran a los contratistas que trabajaron en las obras en las que estuvieron afectados por el municipio que les extendieran una factura por los servicios prestados y la suma a abonar", manifestó el funcionario.

La medida de emergencia elegida por Esquivel para salvar esta situación generó las críticas del gremio, que consideró la maniobra "desprolija, en el caso de la solicitud de las facturas y atentatoria contra los intereses de los obreros en el caso de la figura del ´adicional´, porque al ser un pago ´en negro´ termina recortando el futuro aguinaldo" apuntó Marcelo Callejas, el representante gremial.

Comentá la nota