Hay polémica hasta por las erratas

Pichetto sostuvo que la fe de erratas que corrigió dos artículos en la ley es un mecanismo habitual para el Congreso. Los senadores radicales Morales y Sanz le enviaron una carta a Cobos asegurando que se había cometido un delito.
Con los diputados en el recinto discutiendo el Presupuesto, la disputa por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual pasó al Senado. El jefe de los senadores K, Miguel Angel Pichetto, defendió la fe de erratas que acompañó a la promulgación de la ley en el Boletín Oficial. "La nota remitida por Diputados (al Senado, durante el debate) es un mecanismo habitual que no comporta ninguna irregularidad", sostuvo Pichetto a través de un comunicado. En una nota dirigida al titular de la Cámara, el vicepresidente Julio Cobos, los senadores radicales Gerardo Morales y Ernesto Sanz sostuvieron que "esto no es una fe de erratas, cambiaron la ley. Se ha modificado un instrumento público y eso es un delito".

La fe de erratas no modifica ningún aspecto sustancial de la ley, sino que corrige el número de los artículos en los que se hace referencia en otros dos puntos del extenso articulado, cuya numeración sufrió varias modificaciones en el texto original del proyecto que llegó a la Cámara baja. Pero logró recrudecer la disputa política. "Han modificado la ley", lanzó Morales. "Hay una actitud impugnadora para oscurecer la sanción, que ha sido totalmente transparente y por la abrumadora mayoría en ambas Cámaras", retrucó Pichetto. Los dos se expresaron a través de comunicados. Ningún involucrado dejó de expresar su opinión a lo largo de la jornada de ayer. Desde la Secretaría Parlamentaria de Diputados argumentaron que se trata de un procedimiento usual entre ambas cámaras. Allí afirman que se recurrió a la fe de erratas, y de esa manera no apartarse de la versión taquigráfica del proyecto al que le dio media sanción la Cámara baja.

La Secretaría Parlamentaria del Senado abonó la misma postura. También con un comunicado, el secretario de la Cámara alta, Juan Estrada, se explayó sobre el tema del que había advertido el senador juecista por Córdoba, Carlos Rossi. El senador cordobés dijo que la mención que se hacía en el artículo 95 al 88 sobre el giro de fondos por el Banco Nación (la mención debía haber sido al artículo 97) no se correspondía. Igual que la referencia que se hacía en el 124 al 116 por la conformación del Consejo Consultivo, cuando correspondía al 126.

"Rossi hizo mención del error en el transcurso de la reunión de Labor Parlamentaria que tuvo lugar el día jueves 8 al mediodía, y al término de esa reunión le manifesté que estaba en conocimiento del tema y que, oportunamente, la Secretaría Parlamentaria de Diputados remitiría la nota de fe de erratas que es usual en estos casos, lo que efectivamente se concretó a las 22 horas del día 9, durante el desarrollo de la sesión del Senado", sostuvo Estrada.

En otro tramo del comunicado, Estrada reprodujo la versión taquigráfica de la media sanción de la Cámara baja: "La presidencia solicita el asentimiento de la Cámara para efectuar las inserciones solicitadas por los diputados en el curso de la sesión y para facultar a la Secretaría a efectuar las correcciones ortográficas y de la numeración del articulado, en caso de ser necesario", dijo Eduardo Fellner y tuvo el asentimiento de los diputados.

Estrada también desestimó los cuestionamientos. Afirmó que la fe de erratas llegó desde Diputados durante la sesión en el Senado y antes de la votación en general. Además, que durante la discusión en particular nadie hizo alguna objeción sobre el tema.

Pero el radicalismo tomó la bandera de los cuestionamientos. "Ante un sorpresivo cambio en el texto de la ley 26.522, el cual no se condice con el resultado de lo arrojado por las ‘legítimas votaciones’, de las cuales ambos senadores nacionales participamos, se requiere en forma inmediata se nos informe respecto de estos hechos", dice el texto firmado por Morales y Sanz dirigido a Cobos.

"Lo primero que hay que averiguar es quién cambió el texto de la sanción de Diputados y el Senado", agregan los senadores radicales antes de plantear que "lo que tiene que hacer el Gobierno es volver a publicar en el Boletín Oficial lo que fue aprobado en la Cámara alta sin ninguna modificación. Si quiere que haya cambios, la ley tiene que volver al Congreso".

La respuesta llegó desde el despacho de Pichetto. "Este procedimiento de remisión de nota de fe de erratas entre las Cámaras legislativas es habitual" en leyes "de la extensión y complejidad como la que sancionamos en la sesión del viernes pasado", afirmó el jefe de los senadores kirchneristas. Pero Pichetto también salió al cruce de la estrategia que se trazaron los senadores de la UCR: "Hay una actitud impugnadora para oscurecer la sesión, que ha sido totalmente transparente".

Nada hace pensar que la polémica se apagará fácilmente.

Comentá la nota