Polémica por gastos para la Convención.

Quienes reformarán la Carta Orgánica de San Martín todavía no saben cuándo inician el trabajo. Sucede que para llevar adelante la asamblea en cuestión los convencionales estiman un presupuesto cercano a los $620 mil, cifra lejana a la presentada en su momento por el Ejecutivo.
San Martín de los Andes > El secretario de Hacienda de la comuna, Juan Martín Insúa, aseguró que el gobierno municipal realiza los esfuerzos posibles con la intención de contar con los fondos necesarios para el comienzo de las sesiones destinadas a reformar la Carta Orgánica municipal.

En diálogo con este diario, Insúa indicó que "el problema de fondos surge desde la convocatoria que hizo el ex intendente Jorge Carro, ya que en ese instante se tendrían que haber previsto los recursos económicos para realizar la Convención".

"El presupuesto de 225 mil pesos que presentamos fue aprobado por todos los ediles y nadie dijo nada sobre si alcanzaba o no", agregó el funcionario.

Sucede que para llevar adelante la asamblea en cuestión los convencionales estiman un presupuesto que ronda los $620 mil, cifra muy lejana a la presentada en su momento por el Ejecutivo de esta ciudad.

Según indicó Insúa "la última propuesta realizada fue la de contar con los $225 mil presupuestados, más otros $225 mil que saldrían en enero o febrero del próximo año, monto al que podemos llegar ante la delicada situación financiera general".

Sin embargo, la idea de tener que comenzar con un presupuesto muy lejano al solicitado y además esperar hasta el próximo año para lograr el total de la partida no caería de la mejor manera entre los convencionales.

Sin fecha definida

Fuentes allegadas al tema señalaron que "el presupuesto establecido para los cuatro meses de funcionamiento aprobados por el Concejo Deliberante es de $620 mil, quizás la convención dure menos, pero no podemos empezar sin tener el presupuesto en cuestión".

Ante esto no son pocos los que piensan que las convencionales comenzarán recién el próximo año, ya que se espera que el presupuesto municipal para el 2010 sea de unos $60 millones, por lo que afirman que "destinar el 1 por ciento a la reforma de la Carta Orgánica no sería un pedido demencial".

Otro punto a tener en cuenta es que algunos allegados a los convencionales aseguran que "la discusión sobre la cuestión económica es un ardid del oficialismo (MPN) para prolongar en el tiempo el debate de algunos temas de importancia que hacen a la vida de la ciudad, por ejemplo la Vega plana". Tema, que a pesar de ya haber sido promulgado por la intendenta Luz Sapag, aún da que hablar.

Lo cierto es que todavía no hay una fecha cierta para el comienzo de las sesiones de la asamblea que permitirá modificar la Carta Orgánica de la ciudad, situación para la cual los vecinos votaron en octubre del año pasado.

Comentá la nota