Polémica por el gasto público santafesino y el déficit de caja

La oposición dice que el gobierno está preso de su propio dibujo presupuestario y que son difusas sus prioridades. El oficialismo le echa la culpa a la crisis económica y a un sistema fiscal procíclico
Los ingresos públicos de la provincia no son los esperados. Tanto la recaudación propia como la coparticipación federal no crecen en la medida de lo esperado por las autoridades santafesinas y eso perjudica el normal desenvolvimiento de las acciones del Estado. El oficialismo atribuye esa situación a la crisis económica, su consecuente proceso recesivo, el conflicto agropecuario y la sequía, pero desde la oposición recuerdan que el gobierno de Hermes Binner confeccionó el presupuesto 2009 con números mentirosos y hoy quedó preso del dibujo financiero.

"No vamos a emitir bonos para financiar gastos corrientes", expresó el ministro de Economía, Ángel Sciara. De esa manera, aclaró que el rojo de las cuentas públicas no llevará a la provincia a emitir cuasi monedas y atribuyó ese rumor a las ganas de "confundir" que tiene el PJ.

"Una cosa son títulos públicos colocados en el mercado para financiar obra pública –posibilidad que se analiza pero que hoy no se tiene en cuenta– y otra cosa es pagar con bonos como si fuera moneda. No vamos a llegar a ese estado de desesperación en la que otras provincias están hoy sumidas y tienen problemas, incluso, problemas para pagar los salarios de agosto. Nosotros no tenemos ese problema, estamos haciendo una administración responsable, seria, con muchos detalles; tratando obviamente de incidir en las partes en que podemos incidir, porque el gasto público es muy rígido", manifestó Sciara.

No habrá ajuste al bolsillo

La declaración del ministro está relacionada a que, entre los sueldos a los empleados públicos y los gastos de funcionamiento del Estado (salud, educación, seguridad y desarrollo social, entre otras cosas) se concentran más del 90 por ciento de los recursos que debe erogar la provincia. "Con recaudación a la baja y gastos rígidos, no hay ninguna duda que uno tiene casi una crónica de un déficit anunciado, que yo diría que es imposible no tenerlo porque el margen de ajuste y austeridad en los gastos que se puede imponer es muy bajo", explicó Sciara.

Pero además, el economista recordó que en otras épocas –un tiro por elevación al PJ– se optó por utilizar fondos de la previsión social y de créditos destinados a obras públicas para apuntalar los equilibrios de caja. "En algunas oportunidades esta provincia se valió de tramos de recursos internacionales para financiar gastos o disminuyó las jubilaciones para hacer frente a los ajustes. Nosotros evidentemente no estamos pensando en bajar sueldos para poder equilibrar el presupuesto", indicó el socialista.

También, el titular de la cartera económica negó que el déficit de la provincia sea producto de un despilfarro, sino lo atribuyó a que los gobiernos anteriores construyeron un sistema "en materia de actividad económica, de producción y de las finanzas provinciales o municipales" en donde "el gasto de la provincia de Santa Fe tiene un enorme grado de rigidez pero, por otro lado, no se construyó un régimen tributario que fuera menos pro cíclico; o sea, que se ajuste menos al nivel de la actividad económica (alta dependencia de Ingresos Brutos)".

—¿Cuánto influyó esa campaña de cuatro años completos que levantó el obeidismo: 1.000 Obras Sin Aumentar Ningún Impuesto?

—Eso fue todo un eslogan realmente que era muy sugerente pero que tenía una dosis de ineficacia enorme, porque durante todos esos años los gastos crecían en términos interanuales más rápido que el crecimiento de los recursos, y los recursos seguían creciendo aunque crecían a un ritmo distinto al de los gastos. Entre los años 2006 y 2007 los recursos excedentarios bajaron de 600 millones de pesos a 400 millones, es decir, que evidentemente se podían dar el lujo de no aumentar los impuestos porque los recursos habían crecido tanto desde 2002 en adelante que se los podía gastar desde 2004.

"Y uno observa ahí cómo se va disminuyendo rápidamente el superávit, eso es así", manifestó Ángel Sciara y luego añadió: "En consecuencia, no había necesidad de aumentar tributos, lo digo entre comillas, pero sí había seguramente y no lo tomaron en cuenta la necesidad de reestructurar el régimen tributario de la provincia".

Comentá la nota