Polémica por un fondo para obras

Schiaretti "ayudó" a Giacomino con $ 20 millones. Le cuestionan que el dinero lo manejará Caserio.
Generó un debate típico de tiempos electorales la ratificación, por parte de la Unicameral, de la creación de un fondo de 20 millones de pesos con el cual el gobernador Juan Schiaretti quiere ayudar al intendente Daniel Giacomino a que concrete obras de infraestructura social en la capital provincial.

Con el argumento de que la ciudad de Córdoba "no tiene recursos para hacer obras porque el ex intendente Luis Juez la dejó quebrada", el legislador oficialista Dante Heredia defendió la iniciativa que se había concretado en febrero pasado, a través de la firma del decreto N° 200, por parte de Schiaretti.

La aprobación de la ratificación legislativa se logró con los votos de los bloques de Unión por Córdoba, de las dos bancadas kirchneristas-giacoministas Concertación Plural y Peronismo militante-PC, y de los cuatro unipersonales que suelen apoyar al oficialismo: Movimiento Patriótico, Recrear, Vecinalismo independiente y Movimiento de Acción Vecinal.

En contra de la iniciativa, con duros términos, se pronunciaron la UCR, el Frente Cívico, ARI-Coalición Cívica, Unión Vecinal Federal y la bancada de Izquierda Socialista.

Controles en duda. Los opositores fundamentaron sus cuestionamientos técnicos en dos detalles de la normativa. En primer lugar, señalaron, ni el decreto firmado por Schiaretti ni el texto de la ratificación sancionada ayer especifican a qué obras puntuales se destinarán los 20 millones de pesos.

En segundo término, cuestionaron la falta de controles que tendrá la administración del fondo que el decreto pone en manos del Ministerio de Gobierno que conduce Carlos Caserio. Además, señalaron que con la inclusión del mecanismo de "asignación directa" de las obras a ONG o "a organizaciones de prestigio" se abren las puertas a eventuales "violaciones de las normas de contratación" provinciales.

Con matices discursivos propios de un tiempo preelectoral, juecistas, radicales y demás opositores coincidieron en que la falta de precisión acerca del destino del dinero, abona las sospechas de eventuales desmanejos.

Con eufemismos, algunos radicales sugirieron que la "ayuda" de Schiaretti para Giacomino era parte de un acuerdo de campaña. Pero aprovecharon la oportunidad para decir que, no obstante su oposición a la metodología elegida por el Gobierno provincial, a la ciudad de Córdoba le hacía falta mucha obra pública, porque "Terminator Luis Juez" –calificó Dante Rossi– la destruyó.

Con ese argumento coincidieron varios legisladores de Unión por Córdoba que negaron los cuestionamientos y acusaron a los opositores de impedir la realización de obras para los vecinos.

Comentá la nota