Polémica entre los empresarios de la noche y un funcionario

Mientras los hechos relacionados con la noche se suceden –como el balazo que recibió un joven en pleno centro la madrugada del sábado– el control sobre la actividad en los boliches sigue en el tapete.
Esta vez fue el secretario de Seguridad, Damián Itoiz, el que se mostró "decepcionado" por la actitud de los empresarios dueños de las confiterías bailables, que, aseguró, muestran reticencia para cumplir con las normas.

"Vamos a actuar de la manera más dura", advirtió al hacer referencia a la falta de cumplimiento del factor ocupacional –la cantidad de gente que puede entrar– en los boliches.

"No se van a fundir por recibir algunas personas menos", lanzó el funcionario. "Hace unos meses les concedimos una prórroga para que cumplieran una ordenanza a partir de un pedido de Sociedad Comercio e Industria. Hicimos un esfuerzo pero también pedimos que de su parte hubiese cumplimiento de obligaciones como el factor ocupacional y el control de decibeles", explicó.

En ese momento llegó la decepción. "No nos han acompañado y por eso seremos más exigentes. Ellos tienen que ser inteligentes y respetar las normas. No vamos a arriesgar a los chicos: no queremos una ciudad sin noche, pero deben poder divertirse con seguridad", terminó.

Comentá la nota