Polémica entre concejales en la sesión extraordinaria.

Polémica entre concejales en la sesión extraordinaria.
Lo que debía ser algo sencillo para sugerir un aumento a empleados, terminó en discusiones que lindaron las ofensas personales. La edil selvista Marisa Defelippe y el radical Juan Manuel Torres intervinieron varias veces para responderse las agresiones mutuas.
Durante el tratamiento del proyecto de Resolución para que el Intendente aumente el salario de los trabajadores municipales, los concejales polemizaron más allá del tema e interpusieron cuestiones que no estaban relacionadas.

Los ediles extendieron el tratamiento del expediente más de una hora en la que se cruzaron dichos y contradichos. Algunos acotaron puntos que hicieron a la resolución; mientras que otros expresaron críticas que lindaron las acusaciones y agresiones personales.

Por el aumento a municipales

Polémica entre concejales en la sesión extraordinaria

Lo que debía ser algo sencillo para sugerir un aumento a empleados, terminó en discusiones que lindaron las ofensas personales. La edil selvista Marisa Defelippe y el radical Juan Manuel Torres intervinieron varias veces para responderse las agresiones mutuas.

Durante el tratamiento del proyecto de Resolución para que el Intendente aumente el salario de los trabajadores municipales, los concejales polemizaron más allá del tema e interpusieron cuestiones que no estaban relacionadas.

Los ediles extendieron el tratamiento del expediente más de una hora en la que se cruzaron dichos y contradichos. Algunos acotaron puntos que hicieron a la resolución; mientras que otros expresaron críticas que lindaron las acusaciones y agresiones personales.

Torres y parte del bloque Selvista tuvieron entredichos durante el tratamiento de la resolución.

El tema a tratar en la sesión pasada era una resolución para que el Intendente incremente el salario municipal. En los primeros minutos todo estaba resuelto, las modificaciones se propusieron y fueron aceptadas por uno de los autores presentes.

Sin embargo, a medida que los concejales tomaron la palabra, el tono de respuesta subía. A los dichos de los ediles también es necesario agregarle la participación activa de la tribuna que acotaba con comentarios negativos o aplaudía expresiones desde las bancadas. Juan Montoya, Marisa Defelipe, Juan Manuel Torres, Juan Pablo López, Martín Zubeldía, Luís Colao y el presidente Marcelo Denápole fueron los que se expresaron en diferentes oportunidades. Algunos más de lo permitido pero autorizados por la presidencia para responder dichos de la bancada opuesta.

Como lo hicieron en la sesión anterior y ante los medios, Torres y Colao, ambos con ideas del radicalismo, retomaron el tema de la unión entre Selva y Zubeldía logrando los dos tercios de concejales necesarios para aprobar los diferentes proyectos y que, con la política tomada de aumentar al Intendente, Concejales y planta política, no se cumplía con la justicia social que predicaba el peronismo al cual responden los doce ediles que votaron los aumentos. Por su parte, Torres expresó que es necesario "mirar con sentido solidario" cuando se conocía la inquietud de los representantes del Sindicato. En tanto, Colao manifestó que "el acto de Justicia es aumentar el básico de los municipales" y agregó que "se sigue una línea de conducta que implica el desprecio a los trabajadores". Ambos ediles recordaron sesiones y discusiones anteriores en las que se trató el mismo tema y en las que participó el mismo Jefe Comunal cuando era parte del deliberativo. Las expresiones de ambos fueron aplaudidas por los espectadores presentes.

Por su parte, la concejala Marisa Defelippe, representante del Frente para la Victoria y del Intendente Carlos Selva, tomó la palabra para defender a éste recalcando que es el "único" municipio que paga el 3% sacado por la provincia y de "3 bonificaciones anuales". Además, mostró una lista de "quince carillas" de las cuales "una y media es personal que cobra 1200 en la escala salarial" y se refirió a un trabajador que tiene el tercer mejor sueldo de la comuna. Así defendió la necesidad de una jerarquización y la decisión tomada por Selva. Seguidamente acusó al edil radical de intentar "fijar partidas en el presupuesto para cobrar sus honorarios en juicios contra el Municipio".

Entredichos

Los dichos de Defelippe enojaron a Torres y respondió sobre este último tema, algo que se trató en una sesión anterior y que implicó un entrecruzamiento entre el radical y la presidencia del cuerpo, "ahora el Intendente tiene su alter-ego" dijo, y agregó que "es falso" lo dicho puesto que él solicitó que se incluya un presupuesto para "cumplir con la sentencia de saneamiento". "Hay una cuestión para desprestigiarme diciendo mentiras que ya me parecen infantiles… no podemos llevar el debate político a la descalificación personal agudizando el mecanismo de venganza o subestimar, descalificar o agraviar a los demás", expresó Torres, quien agregó que "la concejal se equivoca por desconocimiento, porque no viene o porque no presta atención en las sesiones".

Además calificó de "limosnas" las bonificaciones dadas por Selva; "no podemos tenerlos sometidos en qué medida se les aumentará, sometidos a la voluntad del señor, la mentalidad propia de oligarcas del siglo pasado que le da al trabajador lo que quiere y cuando quiere y todavía le tienen que besar las manos", agregó Torres, manifestando que "hay que ver como iguales a los trabajadores y como ciudadanos" y "no tienen por qué andar mendigando o esperando horas para que los atiendan", dijo mientras que la tribuna lo vitoreaba y aplaudía.

En tanto, Juan Montoya pidió una moción de orden por "estar cansado de escuchar demagogias y mentiras", y refirió a la cantidad de votos obtenidos en la última elección que llevó al Intendente a la reelección. Tema recurrente entre los selvistas que lleva a pensar a los presentes, que no tienen en cuenta a los ciudadanos que no optaron por esa propuesta. A lo que Torres respondió que "entienden la democracia sólo el día que votamos y los demás tenemos que seguir lo que haga el que ganó.

El que gana es una circunstancia; tiene que haber un compromiso de todos los días y actitudes consecuentes, no el día de las elecciones", preguntándole a Montoya si "reclamar el derecho de los demás era demagogia". Así, en el medio de la confusión se escucharon las voces de los selvistas Montoya y Ludueña que decían: "Vos cuántas elecciones ganaste como nosotros" y "ustedes con Alfonsin prendieron fuego el país". A lo que Torres respondió "y ustedes con Selva están destruyendo Mercedes".

Finalmente, se dio pie a la moción de orden para votar la resolución. El Presidente del Cuerpo Marcelo Denápole dio por última vez la palabra a Defelippe destacando que "si es para enriquecer el debate de la resolución" tomase la palabra. La edil selvista tomó el micrófono pero cuestionó la hora de la sesión, impuesta por la misma presidencia, y volvió a atacar a Torres refiriendo al conflicto de la Cruz Roja que tenía a la esposa del radical como vicepresidenta de la Comisión Directiva y "nunca el Concejal se acercó al Intendente y al Cuerpo de Concejales para ver qué se podía hacer". Inmediatamente, los concejales restantes pidieron la palabra. Primero, volvió a responder Torres que se sintió agredido y recordó el trabajo hecho no sólo por la institución sino también por la comuna. Por su parte, Zubeldía recordó la nota entregada por la institución cuando él era presidente del cuerpo.

Los dichos y entredichos llevaron a que el Presidente disponga la votación de la resolución, que finalmente fue aprobada, y el tratamiento del segundo y último expediente que fue rechazado por mayoría.

Comentá la nota