Polémica por designación

El presidente del Concejo Deliberante de Fray Mamerto Esquiú, Miguel Castillo (FCS), admitió que suspendió al secretario general del cuerpo, Daniel Vildoza, y a la prosecretaria, Mariana Navarro, por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Castillo fundamentó la medida al argumentar que los funcionarios se habían negado al nombramiento como funcionario de un empleado que responde al concejal del bloque justicialista, Roberto Mas. Agregó que el secretario y prosecretario deberían rubricar las decisiones del presidente, ya que se trataba de ser equitativo con la minoría. "Son chicanas políticas de quienes quieren continuar en el cargo".

Castillo negó las aseveraciones del concejal Ceferino Barrios, quien había acusado a Castillo de pretender continuar en la presidencia del cuerpo. Castillo explicó que es imposible porque está claro que el 9 de diciembre asumirá Raúl Palacios como presidente, ya que la Carta Orgánica establece que la conducción del cuerpo parlamentario es para quien hubiera obtenido mayor cantidad de votos.

Según trascendió, hubo un acuerdo político entre los ediles para limitar la posibilidad de nombramientos que pretende realizar el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Humberto Valdez. Castillo lo dejó claro al indicar que en la actualidad "el Concejo es un apéndice de la Municipalidad" y reveló que Vildoza se negaba a firmar en nuevo nombramiento al aducir "presión de la Municipalidad".

El Concejo Deliberante iba a tratar esta designación en la sesión de ayer pero los concejales Miguel Castillo, Marita Vergara y Roberto Mas no asistieron al plenario y por lo tanto no hubo quórum.

Comentá la nota