Polémica por control de mano de obra

El Ejecutivo de San Martín presentará un proyecto para que el 95% de los obreros de la construcción tenga al menos dos años de residencia en la localidad.
San Martín de los Andes> El próximo mes el Ejecutivo enviará al Deliberante local un proyecto de ordenanza por el cual se establece que el 95 por ciento de la mano de obra en construcciones del sector privado debe tener al menos dos años de residencia en la ciudad. La medida ya alcanza a la obra pública.

El secretario de Gobierno, Carlos Saloniti, aseguró que "es necesario dar el debate correspondiente produciendo así el sinceramiento de todos los sectores".

"Sé que la medida quizá sea cuestionada, pero la verdad es que el ejecutivo actúa ante una situación concreta presentada por vecinos que viven en esta ciudad, pagan sus impuestos aquí y compran en los comercios de San Martín", agregó el funcionario.

El proyecto en cuestión está centrado en la iniciativa de un grupo de desocupados de la construcción que preocupados por el creciente aumento de mano de obra foránea y su incidencia en el ámbito de lo laboral y económico, solicitaron la intervención y participación de la Municipalidad para paliar esta situación.

Para esto, Saloniti mantuvo reuniones con la UOCRA y Gendarmería Nacional con la intención de conocer las actuaciones realizadas por éstos en lo que respecta al control migratorio y el que se realiza en las obras privadas.

Además se dispuso a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos el control sobre las obras públicas en resguardo de la mano de obra local en atención a los alcances de la Ordenanza Nº 1783/95 donde se establece que las empresas adjudicatarias de las licitaciones públicas privadas dentro del ejido de la Municipalidad de San Martín de los Andes utilicen el 95% de mano de obra local.

Efecto positivo

Consultado al respecto Saloniti dijo que "de aprobarse la ordenanza generará un efecto positivo en el sector, teniendo en cuenta además que es por doce meses y contempla una serie de excepciones para salvar cualquier tipo de inconveniente", por caso la posibilidad de poder contratar mano de obra foránea en caso de que no se encuentre en la localidad la especialidad buscada.

Para Saloniti "lo único que no podemos hacer es no hacer nada. El ejecutivo debe dar respuesta a través de las herramientas con las que cuenta ante una situación real." "Yo pregunto –agregó- si está mal pensar en defender la mano de obra local por encima de la que llega de otros lugares, generando un problema de desigualad y hasta competencia desleal".

Para el secretario de Gobierno "el debate debe darse en el seno del Concejo y de ser necesario mejorar el proyecto actual".

Comentá la nota