La polémica por la construcción indiscriminada de torres se trasladó al norte de la ciudad

Ante el avance de la construcción indiscriminada de varios edificios en la zona norte de Mar del Plata, la Presidenta de la Sociedad de Fomento de Parque Luro Cristina Rojo, aseguró que hay preocupación en la zona debido a que se “modifica el aspecto del barrio” y temen que “se sigan construyendo edificios por excepción”. A su vez, el concejal del FpV, Carlos Filippini, dijo que se debe evitar que la ciudad “crezca de forma anárquica”.
En declaraciones a 0223.com.ar, la vecinalista recalcó que dichas edificaciones “generan sombra a los vecinos que viven en el lugar desde hace años”.

“No estamos en contra de la modernización, pero la ciudad debe crecer sin que se perjudiquen a los demás”, concluyó la fomentista.

Por su parte, el concejal del Frente para la Victoria, Carlos Filippini, denunció irregularidades en construcción de un edificio en la intersección de Félix U. Camet y Aguirre.

“Según las averiguaciones que se realizaron ante la Secretaría de Planeamiento, la empresa no ha iniciado ningún expediente municipal respecto de esa construcción, ni tampoco de otras dos que están realizando en otras zonas de la ciudad”, aseveró el edil K en un comunicado de prensa.

Y comentó que "es cierto, hace varios meses estamos siguiendo desde nuestra oficina la evolución de esta obra, los vecinos nos van avisando cada vez que hay cambios en la construcción, avances significativos, nos envían fotos, y personalmente he hablado con la señora Secretaria de Planeamiento, Arq. Graciela Gómez, quien me dijo estar preocupada ya que en reiteradas oportunidades han intimado para que se suspenda la obra y hacen caso omiso del tema”.

“Incluso parecería que construyen los fines de semana, o en horarios de la tarde cuando no hay actividad de los inspectores del área", alertó el edil.

En ese sentido, el edil consideró "fundamental que todos los vecinos participen, informen y denuncien este tipo de situaciones”, al argumentar que, mientras una obra está en curso, “desde el Municipio podríamos controlar si se respetan las normas de la construcción, como cálculos de estructura, cantidad y disposición de los ascensores, etcétera”.

“La actividad de la construcción es muy importante para nuestra ciudad, pero las empresas constructoras y los inversionistas deben respetar las normas y cumplir con los requisitos legales, que no son arbitrarios, sino que son las pautas que tenemos para la mejor convivencia ciudadana”, indicó en otro párrafo.

E invitó a “los sectores vecinales, estatales y gremiales que quieran acercarse a debatir seriamente sobre el tema” para denunciar estos casos y evitar que la ciudad “crezca en forma anárquica”.

“También debemos pensar en los trabajadores de esas obras, que quizás no tienen garantizadas las mínimas condiciones de seguridad o salariales”, subrayó por último.

Comentá la nota