Polémica por el chapuzón de Bachelet

La mandataria se tomó un descanso tras la cumbre en Costa do Sauípe y fue fotografiada mientras se bañaba en el mar. Debate por la imagen presidencial.
El chapuzón de la presidenta Michelle Bachelet generó un encendido debate en Chile. Las fotos fueron tomadas por la agencia española EFE, cuando se bañaba, junto con una de sus asesoras, en una playa de Costa do Sauípe, Brasil, en un descanso de su participación en la segunda sesión plenaria de la Cumbre de América Latina y el Caribe (CLAC).

Las imágenes, captadas a las 6.45 hora local, muestran a Bachelet enfundada en un traje de baño negro de una pieza, acompañada de su directora de Programación y amiga, María Angélica Alvarez, mientras se baña en las las cálidas aguas bahianas.

De acuerdo con la organización, la zona estaba siendo custodiada por el ejército brasileño. En Santiago, las imágenes fueron publicadas enseguida en los principales portales de Internet y se convirtieron en el comentario de toda la prensa.

A tanto llegó el revuelo que el propio vocero de Bachelet, Francisco Vidal, optó por hablar del tema: "¿Qué problema hay con que la presidenta vaya y se pegue un chapuzón?"

"Cuando uno se levanta en la mañana tiene tres opciones: seguir revolcándose en las sábanas, bostezando; otros salen a correr, y a la presidenta le gusta bañarse si hay playa. La verdad es que los hombres y mujeres públicos tienen muy poca privacidad", se quejó Vidal, en abierta crítica a la difusión de las imágenes por parte de la agencia española.

Pero no todas fueron malas noticias ayer para la mandataria: un sondeo publicado ayer afirmó que su popularidad subió al 56,8% contra el magro 46,9% que tenía en agosto.

Comentá la nota