Polémica en Capayán por falta de rendición de aportes gremiales

Durante seis meses se cobró una cuota sindical. Agentes dudan del destino que se dio a los fondos.

A fines de noviembre, empleados de la Municipalidad de Capayán iniciaron una denuncia en la Justicia por la falta de rendición de aportes gremiales que se habían realizado para el SOEM-Capayán -una asociación sindical en formación que conduce la dirigente Norma Cuestas-.

La presentación iniciada en la Justicia es para que se investigue el destino de los aportes de más de 100 empleados por un monto superior a los $80 mil, ya que los dirigentes gremiales no rindieron cuentas.

Fuentes de la Municipalidad de Capayán explicaron que el Ejecutivo Municipal había accedido a practicar el descuento de la cuota sindical hasta que el gremio obtuviera la personería jurídica y la personería gremial. La ley de Asociaciones Sindicales establece que como se trataba de una entidad en formación la retención de haberes sólo puede practicarse por seis meses.

Vencido el plazo, el SOEM Capayán no había cumplimentado con los requisitos exigidos. Ésa fue la razón por la que en septiembre u octubre el municipio suspendió la retención de aportes, lo que generó el malestar de algunos empleados que comenzaron con medidas de fuerza como una estrategia de presión hacia la comuna. De todos modos, el municipio que conduce Pablo Názar no habilitó el descuento a través del recibo de sueldo al argumentar que el gremio no se había constituido de manera regular. Hasta ese momento la asociación sindical había recibido el aporte de más de 100 trabajadores, además de subsidios entregados por el Ejecutivo que en total llegarían a $7.000. También se había autorizado la realización de un bingo.

Se estima que la asociación reunió fondos por más de $80 mil y hasta -según arriesgan las fuentes- podrían haber llegado a $100 mil.

La polémica se generó cuando los empleados comenzaron a pedir la rendición de esos fondos a Cuestas y ésta no brindó respuestas. Fue entonces cuando los agentes municipales se dirigieron a la comuna y obtuvieron la información referida a los descuentos que se habían practicado.

Luego de solicitar formalmente -a través de carta documento- información a la dirigente que administraba esos recursos y de no obtener respuesta a pesar de pedir asambleas, se presentaron ante la Justicia e hicieron la denuncia, en la que adjuntaron documentación que corroboraría que Cuestas efectivamente recibió el dinero por ese concepto de manos de la comuna.

Según trascendió, también el municipio se presentaría a la Justicia, porque tampoco recibió la rendición de tres subsidios otorgados para la compra de botines de los afiliados.

Comentá la nota